HOY ES EL DÍA MUNDIAL DE NO FUMAR

Las secreciones vaginales abundantes son uno de los motivos más frecuentes de consulta ginecológica. Las características varían de una mujer a otra, y en una misma mujer, dependiendo del momento del mes y también de la etapa de la vida. Otras veces, los cambios en el aspecto y la cantidad del flujo vaginal son síntomas de alguna patología que requiere tratamiento médico. Normalmente el flujo vaginal está compuesto por una flora bacteriana que se encuentran en equilibrio ecológico. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Esta flora, en lugar de causar una enfermedad, suele proteger al cuerpo de los microorganismos patógenos.
Cada sabe como es su flujo normal. Hay algunas que naturalmente tienen un flujo más abundante que otras. Las características del flujo varían de acuerdo con los momentos de la vida. No son las mismas en la niña, en la adolescente, en la mujer adulta y en la posmenopáusica.

El flujo está compuesto por el exudado de la vagina y las secreciones del útero. Los niveles hormonales de estrógenos y progesterona determinan la cantidad de flujo.

Cambios sintomáticos
Cuando hay cambios en el color, el olor, la consistencia y la cantidad del flujo, acompañados por ardor, picazón, inflamación u otras molestias, estamos probablemente frente a un flujo patológico que se debe a alguna infección, a un mayor desarrollo de alguna bacteria u hongo presente en la vagina.

Entre los flujos anormales los más frecuentes son los producidos por:

Hongos: el de la cándida es uno de los más frecuentes. Es un flujo blanco y grumoso, como leche cortada, que da picazón y suele pegarse a las paredes de la vagina. Se exacerba en el período pre-menstrual.

Ocasionados por parásitos: los más típicos son las tricomonas, que pueden adquirirse por transmisión sexual, dan un flujo amarillo verdoso, que es más frecuente en los días posteriores a la menstruación. La vulva puede estar irritada y dolorida y es posible que el coito produzca también dolor.

El flujo de la vaginosis bacteriana: se debe a la presencia de un germen llamado “gardnerella“, que se transmite sexualmente. El flujo es blanco grisáceo, tiene un fuerte olor fétido, como a pescado. La gardnerella asociada a otros gérmenes llamados anaeróbicos, produce lo que algunos autores llaman la catástrofe ecológica de la vagina. En estos casos se ataca a los anaerobios de los cuales se alimenta la gardnerella.

Dr. Miguel Osío Sandoval

:
Technorati: -

Página Principal
About these ads