SUS HORMONAS

Las hormonas tiroideas son en gran parte un misterio para muchas personas. ¿Creo que estoy sufriendo de la Tiroides? Por qué “no como nada y engordo más todos los días”. Esta es una aseveración que oímos constantemente.

La manera más segura para saber si tenemos un problema hormonal, sobre todo tiroideo, es acudiendo a un endocrinólogo, que mediante el examen físico, exámenes como la Tomografía etc., y los exámenes de laboratorio, nos podrá decir si realmente padecemos o no de la Tiroides.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

 Las hormonas tiroideas principales son:

 La T3

Se encuentra en su mayoría unida a proteínas plasmáticas (99,7%) pero solo la fracción que está libre en el plasma es la que realmente es activa.
Las hormonas tiroideas tienen fisiológicamente los siguientes efectos:
– Estimulan el consumo de oxígeno.
– Aumentan la absorción y consumo de glucosa.
– Aumentan la destrucción de las grasas.
– Aumentan la frecuencia, la fuerza de contracción y la cantidad de sangre expulsada por el corazón en los latidos, con lo que aumentan la tensión arterial.

Un aumento de las hormonas tiroideas puede significar hipertiroidismo primario (enfermedad de Graves) que cursa con TSH (es una hormona relacionada con el tiroides que es producida por la hipófisis mediante un estímulo producido por otra hormona llamada TRH que proviene del hipotálamo. (Es la mejor prueba para conocer el estado tiroideo ya que su concentración está regulada por el factor de regulación hipotalámico (TRH) y las hormonas tiroideas. Su valor normal está ente 0,5 y 5,0 microU/ml. Clásicamente la determinación sé hacia por radio inmuno ensayo(RIA) actualmente se hace con anticuerpos monoclonales (IRMA) y es 10 a 100 veces más sensible (TSH ultrasensible) lo que la hace útil para detectar muy bajas concentraciones como en el hipertiroidismo).

TSH baja: Hipertiroidismo, primer trimestre de embarazo, hiperemesis gravídica, enfermedades psiquiátricas agudas, hipopituitarismo o enfermedad hipotalámica, tratamiento con corticoides o dopamina.

TSH alta: hipotiroidismo, pacientes eutiroideos luego de enfermedad severa, hipertiroidismo en el síndrome de secreción inadecuada de hormona tiroidea) disminuida. También, si aumentan las hormonas tiroideas puede deberse a un tumor en la hipófisis que produzca TSH y ésta estimule al tiroides para producir T3 y T4.

Una disminución de las hormonas tiroideas puede significar hipotiroidismo primario (tiroiditis de Hashimoto) observándose un aumento de la TSH. También puede ocurrir un tumor en la hipófisis que produzca una disminución de la TSH y una disminución consiguiente de hormonas tiroideas. Valores normales: 0,8 – 2,0 ng/ml

La T4
Constituye junto con la T3, las hormonas tiroideas. La T4 se encuentra en su mayoría unida a proteínas plasmáticas (99,97%) pero solo la fracción que está libre en el plasma (0.03%) es la que realmente es activa. La T4 es en realidad como un almacén (la T4 se transforma en T3 ) de T3 y ésta última sería la hormona activa principal. Valores normales: 4,5 – 12 mcg/dl.

La tiroxina, también llamada tetrayodotironina (T4), es una importante hormona tiroidea compuesta por la unión de aminoácidos yodados. Su función es estimular el metabolismo de los hidratos de carbono y grasas, activando el consumo de oxígeno, así como la degradación de proteínas dentro de la célula.

La tiroides sintetiza esta hormona combinando yodo con el aminoácido tiroxina. Tanto la síntesis como la secreción están reguladas, y a su vez regulan la formación de hormona estimulante de la tiroides o tirotropina (TSH), segregada por la hipófisis. Free Image Hosting at www.ImageShack.us Es transportada en sangre formando un complejo con las proteínas del plasma, y se desactiva en el hígado. La tiroxina fue aislada por primera vez en 1919 y sintetizada en 1927. En la actualidad se utiliza tiroxina sintética para tratar enfermedades causadas por deficiencias de la tiroides, como el cretinismo (hipotiroidismo congénito) y el bocio.
Dado que la T4 libre es la fracción que realmente ejerce las funciones de la tiroxina, tiene mucho más valor diagnóstico la determinación de la determinación de esta. Hoy en día para evaluar la función tiroidea, si no se trata de casos muy complejos, se demanda los niveles de T4 libre y TSH. Valores normales: 0,7 – 2,0 ng/dl.

Consulte a su endocrinólogo ante cualquier duda, eso le dará tranquilidad y seguridad en lo que debe o no debe hacer. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Dr. Miguel Osío Sandoval

About these ads