Las hemorroides son dilataciones anormales de LAS VENAS de la mucosa del recto o del ano.

Si las afectadas son las del sistema venoso superior se llaman hemorroides internas, se sitúan por arriba del ano y se encuentran cubiertas por mucosa. Las de las venas inferiores que se hallan situadas por debajo de la unión ano-rectal y están cubiertas por piel exterior se denomonan hemorroides externas. Free Image Hosting at www.ImageShack.us El sistema venoso de esta zona carece de válvulas, lo que las hace más propicias a que se acumule sangre en ellas y sus paredes se dilaten anormalmente.

Las hemorroides internas se clasifican en cuatro grados. En el primero, la hemorroide se localiza en el tejido sub-mucoso. Puede defecar sangre roja viva.

En el segundo grado, sobresalen al defecar, pero se reintroducen espontáneamente, con el cese del esfuerzo.

Las de tercer grado, salen al defecar y el paciente debe reintroducirlas manualmente.

En el cuarto grado, las hemorroides son irreductibles y están siempre afFree Image Hosting at www.ImageShack.usuera.

Una de las complicaciones más frecuentes es la trombosis, es decir la formación de un coágulo dentro de ellas. Esto puede producir hemorragia rectal, salida al exterior formando un bulto, quemazón, prurito, dolor y descarga mucosa. Las molestias que causan las hemorroides son fáciles de sentir: sensación de ardor en el recto, comezón, humedad constante, dolor, sangrado al evacuar o manchado de la ropa interior y sensación de salida de alguna protuberancia por el recto.

Ante cualquiera de estas situaciones, acuda a un proctólogo para que decida si se le pone tratamiento médico o es necesario recurrir a la cirugía.

Es recomendable tomar algunas medidas preventivas y precauciones como:

Una buena higiene anal.
Corregir el estreñimiento.
Tratar rápidamente las diarreas.
Evitar comidas muy sazonadas y el consumo de alcohol.
Tratar de no hacer esfuerzos al defecar. Reducir el tiempo de defecación. Utilizar papel higiénico suave o limpieza anal mediante baño con agua tibia
Aplicar hielo o compresas frías en la fase aguda del trastorno. El frío hará disminuir la hinchazón.
Darse luego baños calientes en la zona dos o tres veces al día. Esta secuencia frío – calor es una forma de aliviar temporalmente el dolor por hemorroides externas.

Las hemorroides externas se ocasionan cerca del borde del conducto anal y se hallan cubiertas de una piel muy sensible. Si se desarrolla un coagulo de sangre en una de ellas, se ocasiona una dolorosa hinchazón llamada “trombo” fácilmente extirpable con anestesia local sin guardar cama. Al tacto del dedo la hemorroide externa es un bulto duro y sensible.

Dr. Miguel Osío Sandoval

About these ads