TIPS PARA LA MUJER

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
El cáncer cervical o condiciones cervicales precancerosas (displasia cervical) aumenta el riesgo de una mujer de contraer cáncer de células escamosas vaginales. Esto se debe a que los cánceres cervicales y vaginales tienen factores de riesgo parecidos, tales como la infección con VPH.

Estudios sugieren que las mujeres cuyo cáncer cervical fue tratado con radioterapia tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de la vagina, posiblemente porque la radiación pudiera haber dañado al ADN de las células vaginales.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Las verrugas genitales o “condyloma acuminatum” PUEDEN VERSE EN EL VPH aunque con las infecciones en la vagina o en el cuello uterino, puede que no siempre haya un crecimiento parecido a las verrugas, pero el virus todavía puede producir crecimientos celulares anormales que aumentan el riesgo de cáncer de células escamosas.
Prolapso uterino: el estiramiento de los ligamentos de la pelvis puede hacer que el útero quede colgando dentro de la vagina o, inclusive, se extienda fuera de la vagina. Esta condición, puede tratarse con cirugía o con la aplicación de un pesario, que es un dispositivo empleado para mantener el útero en su sitio. La irritación a largo plazo (crónica) de la vagina, en las mujeres que usan un pesario, puede aumentar un poco el riesgo de contraer cáncer de la vagina de células escamosas.

Fumar: el uso del tabaco también puede desempeñar un papel importante en esta enfermedad, especialmente en las mujeres jóvenes, así como ocurre con el cáncer cervical. Una indicación es que las mujeres que han contraído cáncer vaginal tienen una alta probabilidad de contraer cáncer del pulmón, y el cáncer del pulmón está muy íntimamente asociado con fumar.

About these ads