¿QUE TENDRÉ EN EL SENO?, ¿SERÁ CÁNCER?

Muchas mujeres se sorprenden y hasta se aterrorizan cuando casualmente se encuentran un nódulo o un “bultico” en una de sus mamas. A veces se lo encuentra por sentir una molestia o dolor, con o sin  signos inflamatorios locales (color rojo de la piel, edema y aumento de calor local). En el 80% de los casos la misma paciente durante el autoexamen de las mamas se lo encuentra y es causa frecuente de una tremenda angustia y pánico, lo que la obliga a consultar al médico.

Estos nódulos mamarios pueden ser quísticos o sólidos de acuerdo a su contenido, es decir unos son formados por contenido celular y otros por líquido encapsulado. Cuando el nódulo corresponde a una acumulación de líquido dentro de una fina membrana se le denomina quiste. Image Hosted by ImageShack.us
Generalmente se debe a una alteración mamaria denominada genéricamente como cambios fibroquísticos y no tiene relación alguna con el cáncer.

Por el contrario, si el nódulo presenta una formación de contenido sólido, sin líquido en su interior, se le debe considerar como un tumor mamario, pero no necesariamente es cáncer. La probabilidad de que este nódulo sólido pueda corresponder a un tumor maligno de la mama, varía de acuerdo a la edad de la paciente: a mayor edad, mayor es la probabilidad que corresponda a un cáncer mamario. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Es frecuente observar, cómo, a veces, aparece un nódulo ó al menos se descubre de forma súbita, por dolor, lo que provoca un gran susto. A partir de aquí, la actitud de la mujer puede variar, desde acudir de inmediato al médico presa de gran ansiedad, o callarse por miedo y ocultar su enfermedad.

Dado que este problema se observa desde la pubertad hasta la edad adulta, esta conducta puede dar lugar a que si el nódulo no es benigno, por callar, por no consultar, se deje evolucionar a un posible cáncer de mama.

Existe una patología común ( Displasia Mamaria) caracterizada por cambios benignos (no cancerosos) del tejido de la mama. Estos cambios pueden incluir nódulos o quistes irregulares, malestar en la mama, sensibilidad en los pezones y picazón. Los síntomas pueden cambiar durante todo el ciclo menstrual y, por lo general, desaparecen después de la menopausia. También se llama enfermedad benigna de la mama, enfermedad fibroquística de la mama y cambios fibroquísticos de la mama.

La displasia mamaria ( trastorno del desarrollo ) es bilateral, múltiple y mixta, es decir, que está compuesta por Nódulos duros, los Fibromas ó Fibroadenomas mamarios y quistes llenos de líquido marrón, que sólo se ponen en evidencia cuando están a tensión ( duros ) y se palpan ó deforman la mama. Este padecimiento es muy frecuente, y se presenta en más del cincuenta por ciento de las mujeres.

En cualquier caso, cuando se sienta que existe un bulto, nódulo, o quiste en las mamas, acuda a su médico para que la examine.

Mientras más pronto mejor.

No todo es cáncer, pero si lo es, mientras más rápido se inicie el tratamiento el pronóstico es muchísimo mejor.

Dr. Miguel Osío Sandoval

About these ads