abril 2007


Se denomina cardiopatía isquémica, al síndrome originado por el déficit entre la demanda de oxígeno del músculo cardiaco y el aporte limitado de este elemento, por las arterias coronarias, dependiendo de el grado de deficiencia de oxígeno en el músculo cardíaco, se puede producir un infarto, que no es más que la muerte, con la subsiguiente necrosis, de las fibras musculares. CARDIOPATIA
La ateroesclerosis coronaria causa más frecuente de los infartos, es una forma de endurecimiento que afecta tanto a las arterias grandes, medianas y pequeñas. Los depósitos grasos, llamados “ateromas” (formación amarilla en el dibujo) o placas, dañan el revestimiento de las arterias causando que se estrechen o se endurezcan. Cuando los depósitos de placas se engrosan de manera gradual, estos interfieren con el flujo sanguíneo lo que genera con frecuencia dolor o disminución en la función de aquellos tejidos que son irrigados por las arterias afectadas.
COLESTEROL
Existen los llamados factores de riesgo como son un estilo de vida inadecuado, sedentarismo, obesidad, hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, dietas ricas en grasas y triglicéridos, estrés, problemas emocionales mal orientados, además de otros factores como el hereditario. De estos muchos son susceptibles de prevenir, modificar o controlar. Como por ejemplo la vida sedentaria, la ingestión de comidas sanas bajas en grasas y colesterol, los problemas emocionales estresantes y el tabaquismo, que es el gran asesino del siglo. NO FUMAR

Muchos pacientes nos preguntan que ¿cuál es la diferencia entre el colesterol “bueno” y el colesterol “malo”?. Estos términos se emplean para describir la lipoproteína de alta densidad (HDL) [high density lipoprotein] y la lipoproteína de baja densidad (LDL) [low density lipoprotein], que son tipos de moléculas proteicas que llevan el colesterol a través de todo el cuerpo.
El LDL se denomina “malo” porque deposita el colesterol en las arterias coronarias, aumentando el riesgo para la cardiopatía coronaria. El HDL se considera “bueno” porque elimina el colesterol de la circulación sanguínea, en realidad reduciendo el riesgo. Una dieta alta en grasas saturadas y colesterol se cree reducir el paso de LDL en la sangre, mientras la obesidad y las calorías excesivas estimulan la sobreproducción de LDL.
Un grupo que debe ser tomado en cuenta para incluirlos en una actividad preventiva y de rehabilitación cardiovascular, son las personas con factores de riesgo coronario (Diabéticos, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos, obesidad, etc.) que bien informadas u orientados, pueden y deben acudir para la prevención de la cardiopatía isquémica.
En las personas que han sufrido ya un infarto, la gravedad recién vivida le genera sensaciones de inseguridad que se compensan en gran medida en sus visitas al hospital, busca consejo para toda suerte de decisiones y tiene avidez para la información técnica sobre sus problemas. Es el mejor periodo para reforzar el trabajo educacional e imbuirle entusiasmo por luchar personalmente contra sus factores de riesgo.
Hoy día es preferible realizar antes del inicio de un programa de rehabilitación una TOMOGRAFIA COMPUTADA VOLUMETRICA MULTICORTE lo que nos dirá no solo el estado de la luz coronaria, sino de sus paredes.

En nuestra obligación insistir en la reducción de peso, nocividad del hábito de fumar y establecimiento de estilos de vida favorables. La capacidad física de una elevada proporción de sobrevivientes de un infarto del miocardio y recuperados de cirugía cardiaca, aumenta hasta niveles aceptables y con frecuencia sobrepasan la aptitud que precedía al evento agudo o la intervención quirúrgica. Seguiremos orientando sobre este tema.

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

orgasmo

Frente a un estímulo de tipo sexual, el ciclo de la respuesta sexual humana recorre en la mujer, al igual que en el hombre las etapas de: a) excitación, b) meseta, c) orgasmo, y d) resolución. Una de las principales causas de estrés y tensión emocional de acuerdo con nuestra experiencia, en la consulta de medicina holística, está relacionada con tensiones en la esfera sexual y sobre todo, en lo que respecta a la satisfacción del acto sexual.
Estas “insatisfacciones” producen una serie de malestares por “conversión” en los más variados sitios del cuerpo, dependiendo donde el paciente refleje sus “angustias”.
Tomando la descripción del colega Dr. Miguel Sira, que es la que nos ha perecido más acertada, podemos describir el periodo preorgasmico y orgásmico de la siguiente manera:
“Momentos antes de alcanzar el orgasmo el tercio exterior de la vagina,
peneincluyendo su musculatura, se distiende con sangre venosa en una forma tan intensa, que el conducto vaginal reduce su diámetro en aproximadamente un 33%. El músculo distendido se contrae con el orgasmo que se aproxima, provocando que la vagina se apriete alrededor del pene insertado”. Por esta razón es que el mito de que un pene grande produce más placer, es totalmente falso. Los músculos de la vagina aprietan igualmente un pene de tamaño normal y produce así una sensación placentera similar.
El útero simultáneamente inicia una serie de contracciones lo que agrega nuevas sensaciones y estímulos mientras los labios mayores y menores se llenan de sangre y se agrandan, tomando un color rojo brillante dependiendo del grado de excitación sexual, siendo esta coloración cada vez más intensa dependiendo de la cercanía del orgasmo, Se ha demostrado fehacientemente la falsedad de la existencia de dos orgasmos diferentes: el clitoridiano y el vaginal. Un orgasmo es un orgasmo. No hay dios tipos diferentes de orgasmo. La observación directa de las reacciones del clítoris y de la vagina, demuestra que las contracciones orgásmicas se producen en la vagina y en el útero, sea cual fuere la zona erótica estimulada o la técnica utilizada.
El clítoris un poco antes del orgasmo, se retrae disminuyendo su tamaño hasta en un 50%. Si se suspende la estimulación sexual durante la fase preorgasmica, el clítoris recobra su posición normal, si la estimulación comienza de nuevo, volverá a retraerse. Los senos y las areolas se expanden al máximo. La tensión muscular recorre desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Las fosas nasales se dilatan, la frecuencia respiratoria aumenta. Los músculos del cuello se ponen rígidos y sobresalen, especialmente con la proximidad del orgasmo. La espalda se arquea y los músculos de los muslos se ponen muy tensos. Mientras más fuerte es el orgasmo, más se ve involucrado el cuerpo de la mujer en su totalidad, en la liberación de tensiones funcionales y mentales. Hay contracciones involuntarias de la zona perineal, el recto y la parte baja del abdomen. El orgasmo femenino se caracteriza por contracciones simultáneas y rítmicas del útero, el tercio exterior de la vagina (la plataforma orgásmica) y del esfínter anal. El orgasmo es una respuesta de todo el organismo no solo de los genitales.
LA ANORGÁSMIA se define como la incapacidad que tiene una mujer para alcanzar un orgasmo y se ha clasificado en dos tipos:
La Disfunción Orgásmica tipo 1, donde la queja principal de la paciente es su incapacidad para excitarse. Es clásico que afirme: “Para qué, si al hacerlo no siento nada”.
En la Disfunción Orgásmica tipo 2, la queja principal de la paciente es “me excito, disfruto, pero no acabo”, es decir, existe incapacidad para alcanzar el orgasmo luego de un período operativo de excitación. Existe la posibilidad de que la mujer si alcanza orgasmos, pero solo por estimulación directa del clítoris.
La Disfunción Orgásmica puede ser producida por problemas neurológicos, vasculares, endocrinos, por cirugías ginecológicas, o más frecuentemente por problemas psicológicos o aprendidos (sistema de creencias), pudiendo estar implicadas una o varias de estas causas. Los aspectos religiosos y espirituales juegan un papel muy importante en todos los aspectos de la sexualidad. Debe siempre acudirse a consulta con médicos especializados en la materia.

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

Este post está dedicado a unos de los principales problemas en la patología mundial, la OBESIDAD, sobre todo, la femenina. Hay que tener en cuenta que por ejemplo en España más de un 50% de la población tiene sobrepeso, en los Estados Unidos más de un 60%, en Venezuela no tenemos estadísticas confiables al respecto, pero el índice aumenta alarmantemente cada día, por lo que esta enfermedad se ha convertido en un problema de salud pública.
La mayoría de los pacientes no reconocen su “obesidad”, no se ven como “personas obesas”, si acaso “algo rellenitas o un poquito pasadas de peso”, cuestión que hace más arduo el camino de su curación, es indispensable que tienen que reconocerse y aceptar que se está enfermo de obesidad. El 80% o más de los pacientes obesos mienten sobre las cantidades y composiciones de sus comidas.

GORDITA LINDAA pesar de tratar de meter la cabeza bajo tierra, reconocen los problemas que la obesidad genera, más del 80% de las personas admiten que el exceso de peso es un problema de salud. De ellos, un 90% aceptan que es causa de problemas cardíacos, de hipertensión arterial, diabetes, libido baja, anorgásmia, impotencia cansancio permanente, problema con las rodillas, varices y otras complicaciones menos frecuentes. También debemos tener en cuenta que por ejemplo en España un 53% de la población tiene sobrepeso, en los Estados Unidos más de un 60%. En Venezuela no tenemos estadísticas confiables al respecto.
Las personas obesas tienen que enfrentarse a la discriminación y muchas veces hasta a las burlas. Según estudios realizados en el Reino Unido y en Estados Unidos, las jóvenes con exceso de peso ganan mucho menos que las mujeres sanas, sin sobrepeso o que otras mujeres con problemas crónicos de salud. Igual sucede en la esfera de las relaciones amorosas o sexuales.
Es frecuente que las personas obesas coman compulsivamente, y que tengan una largo historial de desórdenes alimentarios que se caracterizan por los atracones y las variaciones de peso. De aquí el gran negocio mil millonario de las dietas publicadas.
obesidad
Por ejemplo, la influencia de factores emocionales aun permanece incierta; mientras que le paciente obeso ha sido etiquetado como comedor compulsivo, también encontramos a muchas personas no obesas que también lo son.
Descartando factores endocrinos o de causa hormonal, los metabólicos en general y los antecedentes hereditarios o genéticos, la obesidad debe ser tratada como un trastorno multi-causal, principalmente debido a malos hábitos alimentarios (comida chatarra, frituras etc.), vida sedentaria, y factores emocionales que tienen que ver mucho con la autoestima y en casos extremos, con un deseo inconsciente de autodestrucción. Cada ser es distinto a su semejante, por eso es que deben ser tratados individualmente, para poder detectar todos los factores propios que están produciendo la obesidad.

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

Permanentemente somos consultados por lo que denominamos, “malestares”. ¿Dr. No se que siento?, ¿Dr. Me siento mal, pero no se porqué?, Dr. Tengo una sensación de ahogo, ¿Qué será?. Dr. paso el día de mal humor y no se porqué. masturbacion
Y así, un sinfín de quejas sobre los conceptos individuales de lo que es sentirse bien.

Quiero insistir en un aspecto importante para cada uno de nosotros, el auto-conocimiento y en la importancia de saber cuales de nuestras “creencias” pueden entrar en conflicto con nuestros “valores” y entonces se producían todo tipo de alteraciones emocionales, muchas de las cuales producirán desde un simple sentimiento de culpa hasta bloqueos afectivos importantísimos y trastornos físicos que deben ser tratados médicamente.

Conversando con estas personas, generalmente encontramos alguna carencia afectiva y sobre todo, en mujeres sexualmente activas, malestares en el área sexual.

Amor, sexo y matrimonio son los tres elementos que -conjunta o separadamente- muchos individuos y parejas ansían en diversas épocas de sus vidas. Se puede desear a alguien, tocarlo y ser tocado, acariciarse sexual o genitalmente, disfrutar y sentir mero placer corporal. Se puede querer igualmente ser escuchado, apreciado, respetado, cuidado, amado y amar. Y se puede anhelar compartir las experiencias cotidianas, los sueños, las ambiciones, los ideales, las posesiones, los cuerpos y las mentes, la vida entera con él o ella.

Por otro lado, hay toda clase de relaciones: largas, duraderas o efímeras, superficiales, basadas en la mera atracción física animal, la dependencia psicológica, en la admiración moral, el provecho económico o material, la fama, el prestigio, los intereses y los gustos comunes, los bienes y los hijos… O simplemente todos estos elementos. matrimonio

Muchos sueñan con “tener sexo” puro y llano, satisfacerse simplemente, sin complicaciones ni compromisos emocionales, otros, con tener algo más elaborado, el sentimiento y el ideal del amor. Y claro muchos de los que se casan además de querer una convivencia bajo contrato o un compromiso hasta “que la muerte los separe”, también anhelan mucho cariño, amor, y placer sexual, todo a la vez.

Se puede tener sexo sin amor, amor sin sexo, matrimonio sin sexo o sin amor. Y claro que también al mismo tiempo los tres componentes de la tríada. Algunos más equivocadamente caen enredados en relaciones dañinas y hasta destructivas pensando haber encontrado «el amor verdadero» -ya que es «sufrido»- o son esclavos de un intenso y mero placer genital pudiendo así llegar en tales condiciones no tan favorables como convivir, casarse y/o tener hijos.

El placer sexual, dicho sea de paso, obtenido con la pareja adecuada y con mutuo amor, es intensamente más satisfactorio en un sentido integral, esto es, va más allá de lo meramente fisiológico y pasajero, pudiendo traer satisfacción inimaginables y coitos que llevan al orgasmo cósmico, sin que esto signifique que el sexo solo sea malo..

Por amor, sexo o matrimonio muchísimos han entregado no sólo su cuerpo sino también sus vidas, parte o todo lo que tienen e incluso se han suicidado (por desengaños o frustraciones) han matado (crímenes pasionales por celos, despecho o venganza). Otros más a cambio de algo -o bastante- sea psicológico (compañía, cariño) o material (hogar, dinero) han entregado su cuerpo, sus sentimientos, su sexualidad, toda su existencia o parte de ella, e incluso hay quienes fingen emociones o creen tenerlas para mantener una relación.

Se ha endiosado y rendido culto al sexo como también se lo ha subestimado, descuidado y hasta atacado. Algo parecido ha hecho con relación al amor y el matrimonio. Cada quien tiene sus necesidades, cada quien tiene su propia imagen de amar y ser amado. Pero ¿son las adecuadas?

Y para preservar la unión con su pareja -y la descendencia por venir-, para mantener la persona -o el “objeto”- que saciará supuestamente su deseo de satisfacción sexual, psicológica, religiosa y económica, se creó la institución del matrimonio. Pero claro es sólo un modelo ideal, en el que no todos logran la satisfacción buscada. seguir.

De una forma u otra, lo sexual, lo erótico, la pasión, y la lujuria, puede, al no ser satisfecha adecuadamente, ser causa de malestares intensos que pueden terminar en trastornos importantes, desde anorgásmia hasta problemas de disfunción eréctil o de eyaculación precoz. La sexualidad en el humano, es un instinto básico que hay que satisfacer.

Dr. Miguel Osìo Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

Aunque la gran distinción filosófica entre la mente y el cuerpo en el pensamiento occidental puede ser rastreada desde los griegos, es en la obra fecunda de René Descartes (1596-1650), matemático, filósofo y fisiólogo francés, al que debemos la primera explicación sistemática de las relaciones entre la mente y el cuerpo. Descartes nació en Tourain, en la pequeña ciudad de La Haye y fue educado desde la edad de ocho años en el colegio jesuita de La Flèche. En La Flèche, Descartes adquirió la costumbre de pasar la mañana en la cama, entregado a una meditación sistemática. Durante estas meditaciones, fue impresionado por el agudo contraste entre la certeza de las matemáticas y la naturaleza polémica de la filosofía, y llegó al convencimiento de que las ciencias debían producir resultados tan ciertos como los de las matemáticas. Desde 1612, cuando dejó La Flèche, hasta 1628, cuando se estableció en Holanda, Descartes pasó la mayor parte de su tiempo viajando, contemplando y manteniendo correspondencia. Desde 1628 hasta su desgraciado viaje a Suecia en 1649 permaneció la mayor parte del tiempo en Holanda y fue durante este periodo cuando compuso una serie de obras que establecen el temario para todos los estudiosos posteriores de la mente y el cuerpo. La primera de esas obras, De homine, fue terminada en Holanda hacia 1633, en la época de la condena de Galileo. Cuando su amigo y habitual corresponsal, Marin Mersenne, le escribió el destino de Galileo en manos de la Inquisición, Descartes escondió inmediatamente su propio tratado. Como resultado de ello, el primer ensayo extenso del mundo sobre psicología fisiológica fue publicado mucho tiempo después de la muerte de su autor. En esta obra, Descartes describe el mecanismo de la reacción automática en respuesta a los estímulos externos. De acuerdo con su propuesta, los movimientos externos afectan las terminaciones periféricas de las fibrillas nerviosas, que, a su vez, desplazan las terminaciones centrales. Cuando las terminaciones centrales son desplazadas, el modelo de espacio interfibrilar es dispuesto de otro modo y el flujo de los espíritus animales es así dirigido hacia los nervios apropiados. Fue la explicación de Descartes de este mecanismo por medio de una reacción automática y diferenciada lo que le condujo a ser generalmente considerado como el fundador de la teoría del reflejo. A pesar de que una amplia discusión acerca de la ruptura metafísica entre la mente y el cuerpo no aparece hasta las Meditationes de Descartes, su De homine esboza estas opiniones y provee la primera explicación del interaccionismo mente/cuerpo, la cual produjo una fuerte reacción de respuesta en los pensadores posteriores. Según la concepción de Descartes, el alma racional, una entidad distinta del cuerpo y puesta en contacto con el mismo por la glándula pineal, puede o no puede darse cuenta de las emanaciones diferenciales que los espíritus animales traían a su alrededor a través de la reordenación de los espacios interfibrilares. Cuando tales percepciones ocurren, sin embargo, el resultado es la sensación consciente -el cuerpo afecta a la mente. A su vez, en la acción voluntaria, el alma puede por sí misma iniciar una emanación diferencial de espíritus animales. La mente, en otras palabras, puede también afectar al cuerpo. La esencia del cuerpo es la extensión; mientras la del alma o mente es el pensamiento. El cuerpo es espacial, el alma no tiene extensión. El cuerpo es un mecanismo que puede ejecutar muchas acciones sobre sí mismo sin la intervención del alma; el alma es pura sustancia pensante que puede, pero no siempre, regular el cuerpo. Cómo el cuerpo espacial puede afectar o ser afectado por la mente no extensa no puede ser comprendido, para Descartes, ni en términos espaciales ni no espaciales. Está más allá de nuestra capacidad de comprender cómo el cuerpo y la mente están unidos, o, en el mejor de los casos, estamos forzados a regresar a la concepción de sentido común de su mutua interacción. Vesey (1965) se refiere a este dilema como el “punto muerto cartesiano”.

iceberg.jpg

CUERPO + MENTE + ESPIRITU

De manera tradicional, la medicina practicada por algunos médicos ha sido claramente mecanicista, concibiendo el cuerpo del ser humano como una máquina formada por muchas partes, piezas u órganos, cada una de los cuales es tratada de manera separada cuando se detecta un trastorno en ellas. La visión mecanicista pone el acento en el papel de los médicos en el proceso de curación, ya que su intervención es activa, y en general se subestima el papel de los factores mentales y emocionales que pueden causar la enfermedad o tener un papel en su evolución natural o tratamiento.

Mientras que la medicina mecanicista ignora en gran parte los aspectos emocionales y espirituales de la salud y de la curación, la medicina holística trata al individuo como un todo. Holístico deriva del término griego holos, que significa todo; el holismo es una filosofía que motiva el tratamiento del organismo como un todo (una unidad) más que como partes individuales. En este sentido, intenta llevar las dimensiones emocionales, sociales, físicas y espirituales de las personas en armonía y realza el papel de la terapia o tratamiento que estimula el propio proceso de curación.

La medicina holística resalta la interacción entre el cuerpo vivo y el espíritu, que en el holismo se define como el dar a la persona una orientación de vida y el sentido de su propia felicidad. Además, la medicina holística resalta la importancia de mantener el propio sentido del bienestar y la salud (DEPUÉS HABLAREMOS DE LO QUE ES MALESTAR Y TRASTORNO).

Esto se hace extensivo también a la prevención de la enfermedad, haciendo hincapié en el mantenimiento de la buena salud y curación activa de la enfermedad. La medicina tradicional confiere mayor importancia a los factores patológicos (bacterias, virus, agentes medioambientales) en el origen de la enfermedad (etiología). La medicina holística sostiene que es la resistencia, disminuida por hábitos pobres y por el estrés físico y mental, causado por desequilibrios provenientes del sistema de creencias y valores y las realidades de la vida cotidiana, lo que hace al organismo susceptible de enfermedad.

La enfermedad, entonces, es considerada como un desequilibrio entre fuerzas espirituales, emocionales, sociales, personales y económicas, así como de influencias biológicas.

Pablo Airola, un defensor de la medicina holística, define estas fuerzas como miedos, preocupaciones, estrés emocional, sustancias tóxicas presentes en el ambiente, comida, agua y fármacos tóxicos, exceso del consumo de alcohol, excesos en la alimentación, en las grasas, y la falta de actividad, reposo y relajación suficientes.

En términos de prevención, la medicina holística intenta establecer y mantener un balance (o equlibrio) entre el individuo como un ser racional y el entorno, el cuerpo humano es solo la punta de un ICEBERG, es lo que se puede ver, pero lo más importante de ese ser humano, es lo espiritual y lo mental, que es invisible al ojo “tecnológico”.

Hace muchos años por diferentes sucesos me di cuenta que miraba pero no veía, que sentía pero no entendía, que examinaba y no encontraba la etiología o la razón de ser.
Por eso me he dedicado a estudiar al ser humano “integralmente” (cuerpo, mente y alma o espíritu) no solo como un examinador de corazones (cardiólogo que soy). Hoy sigo estudiando y ayudando a personas, ha encontrar el origen de sus pesares o melestares físicos o mentales en otros ámbitos: en su mente (que muchas veces nos engaña), en su forma de pensar, en sus experiencias, en su sistema de valores y creencias y en su espíritu, ¿que creen y en que no creen? desde el punto de vista místico.

Nosotros estudiamos cada parte del cuerpo y su relación con los pensamientos y el espíritu que condicionan sus actitudes, su escala de valores y su sistema de creencias.

Es un campo fascinante conocer a través de los síntomas, el mundo mental y espiritual que completa al paciente (el resto de ese iceberg que no se ve). Por esto es que se necesita de mucha confianza y de mucho tiempo para lograr un completo equilibrio que se traducirá en el bienestar de nuestros pacientes.

El cuerpo no tiene manera de comunicarse con nosotros más que a través de síntomas producidos por vibraciones, unas veces más rápidas que otras y originadas desde varios órganos.

Si yo comprendo lo que el síntoma me quiere decir y cambio ese pensamiento equivocado por otro correcto, muchas veces el síntoma desaparece (siempre hay que descartar una anormalidad orgánica y aún así se puede ayudar, ya que esta proviene de nuestra mente o de nuestro espíritu).

Hoy en día está comprobado que el estrés mal manejado puede producir hasta cáncer, y esto no lo podemos permitir, hoy no tiene razón de ser. Con esta información también podemos aprender a comprender a los demás, porque el síntoma me habla del pensamiento equivocado que está detrás. Enseño a concientizar lo que estamos pensando y a crear pensamientos positivos (más o menos como la PNL con las anclas), pensamientos de vida, de bienestar, de paz, es decir, pensamientos nuevos.

Sabemos que todo estímulo genera un efecto (Leyes Herméticas) y que el efecto siempre regresa a su causa. Al cambiar los pensamientos, el mundo del paciente empieza a cambiar. Uso mucho los ejercicios basados en la Ley de la Polaridad. Ya les hablaré de ellos.

Todo lo que vivimos es el resultado de lo que hemos estado pensando. “SOMOS LO QUE PENSAMOS”. No quiero extender más esto pero debo deciles que igualmente el aspecto sexual se ve afectado por los aspectos mentales y espirituales, por lo que he estudiado mucho El Tantra, que como saben es una técnica, filosofía o una forma de ser y vivir, practicada en la India desde el año dos mil antes de Cristo.

Según los autores de libros sobre el tantra, el peor prejuicio es el hábito de buscar el placer fuera de nosotros, con una pareja ideal, en situaciones complicadas y en lugares perfectos. “El tantra dice que es dentro de nosotros mismos, no en los sitios, donde se encuentra el placer (felicidad o bienestar). El Tantra es una forma de ser, de vivir, de pensar, es la unión de lo material con lo espiritual. Es la pureza misma.
En fin esto a vuelo de pájaro, es la filosofía de mi actividad.
De esto hablaremos en otro momento.

Dr. Miguel A. Osío Sandoval

  • Blog Stats

    • 5,826,873 hits
  • Posts Más Vistos

  • ESTADÌSTICAS

  • ACTUALIDAD ANATOMÍA BIENESTAR CANCER CARDIOLOGÍA COITO Creencias EMOCIONES ENFERMEDADES EROTISMO ESPIRITUALIDAD FILOSOFÍA GINECOLOGÍA HOLISMO MEDICINA MEDICINA HOLISTICA Miedos NICOTINA Y DROGAS NIÑOS NUTRICIÓN PRECAUCIONES Y RECOMENDACIONES PSICOLOGÍA RECOMENDACIONES SALUD SEXO SEXUALIDAD SINTOMAS TANTRA Trastornos Uncategorized
  • Categorías

  • Flickr Photos

    Above Monument Basin

    Summer's Light

    ..per idee a colori..

    Más fotos