>Disfrute sexual
“Las enseñanzas sobre el sexo pueden conducir al hombre al Amor, pero las enseñanzas acerca del Amor nunca llevarán al hombre a la sexualidad”. –Osho-

El sexo es un gran viento, una gran energía que sopla a través de ti. Muévete, tiembla, vibra. Free Image Hosting at www.ImageShack.usDeja que bailen todas las células de tu cuerpo. Y eso sirve para los dos. También la misma danza, también en ella vibran todas las células, sólo así podéis encontrarse sin que el encuentro sea mental. Es un encuentro de vuestras bio-energías. Entra en el temblor, y, al temblar, no permanezcas alejado, no seas un espectador, porque la mente es un espectador, no permanezcas alejado. Sé el temblor, conviértete en el temblor. No es tu cuerpo lo que se mueve. Sé, todo tu ser por entero. Tu mismo te has convertido en el temblor. Entonces ya no hay dos cuerpos, dos mentes. Al comienzo hay dos temblores; al final los dos temblores se han convertido en un círculo. ¿Qué sucede en ese Free Image Hosting at www.ImageShack.uscírculo?. En ese temblor te conviertes en parte del cosmos. Ese momento es un momento de gran creación. Fluye en el momento, deja que tu cuerpo se exprese por si sólo.) La mente ha desaparecido. La división ha desaparecido. Has alcanzado la unidad.
Si permaneces en comunión en un abrazo profundo con tu pareja durante horas, te olvidas de la otra persona. En el sexo trasciende al tiempo, el tiempo ya no existe. Para ti el tiempo cesa. El tiempo en sí no cesa, pero cesa en ti, porqué tú no estas dentro de él. No existe pasado ni futuro. En este instante, aquí y ahora, está concentrada toda la existencia. Este momento se convierte en el único momento real. En el sexo pierdes por primera vez tu Yo, te abandona. Tú y tu pareja desarrollan una nueva realidad, nace una nueva unidad, en la cual se pierden los dos. En el sexo eres natural por primera vez. La personalidad artificial y las fachadas se pierden. Estas inmerso en algo más grande, el cosmos. Flotas en él.
El sexo no se puede apresurar: al apresurarlo lo destruyes, pierde el punto esencial. Cierra los ojos, siente el cuerpo de la otra persona, siente como la energía de la otra persona fluye hacia ti, y sumérgete en ella, disuélvete en ella. Dale libertad al cuerpo, de modo que cada célula vibre y viva.
Antes de pasar a los ejercicios sexuales, en próximo post haremos una revisión rápida de los órganos sexuales y sobre todo la llamada plataforma orgásmica.
Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal
Anuncios