FASES DEL CICLO SEXUAL

FASE ORGÁSMICA IIFree Image Hosting at www.ImageShack.us

El orgasmo femenino es la expresión última del YO, frente a los estímulos sexuales. Si en uno o ambos cónyuges independiente o simultáneamente se produce el orgasmo, este no debe ser el resultado de un “Plan” sino el fin último de un hecho natural e involuntario que amplia los canales de comunicación dentro de la relación sexual. La mujer es multi-orgásmica por naturaleza pero las restricciones sociales, religiosas y “morales” alejaron significativamente la capacidad de respuesta natural de la mujer. La parte sensorial del orgasmo, tiene un foco pélvico que se concentra específicamente en el tronco clitoridiano, la vagina y el útero de la mujer, y el pene, la próstata y las vesículas seminales del hombre. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En cuanto al orgasmo simultáneo es muy satisfactorio si se obtiene. Pero el tratar de lograrlo deliberadamente, implica una intromisión en la espontaneidad, que es el secreto de la respuesta sexual. Como expresamos en el post anterior queremos que quede bien claro que no existe un orgasmo clitoridiano y otro vaginal, las modernas investigaciones establecen que estos dos hechos no son fenómenos fisiológicos distintos. Los cambios son anatómicos y fisiológicamente idénticos, cualquiera sea la fuente de estimulación. Además es físicamente imposible no estimular el clítoris durante el coito.
Durante el coito se estimula preferentemente el tronco del clítoris. Se puede concluir diciendo que no existen diferencias fisiológicas entre el orgasmo clitoridiano, el vaginal, el mamario, e incluso el generado mediante la fantasía como han demostrado las modernas investigaciones. Un orgasmo es un orgasmo. No hay dos tipos diferentes de orgasmo. La observación directa de las reacciones del clítoris y de la vagina, demuestra que las contracciones orgásmicas se producen en la vagina y en el útero, sea cual fuere la zona erótica estimulada o la técnica utilizada.

En cuanto a la función del clítoris, el mismo es a la vez receptor y transmisor de las sensaciones sexuales femeninas. Como receptor, sus terminaciones nerviosas y sus vasos sanguíneos reaccionan ante el estímulo sexual, confiriendo la sensación subjetiva del despertar sexual en la mujer. Se ha comprobado fehacientemente que la intensidad de la sensación ocasionada por estimulación del clítoris nada tiene que ver con el tamaño del mismo.
El clítoris es estimulado durante el acto sexual sin ayuda de ningún esfuerzo especial, porque con cada movimiento se produce tracción y compresión sobre el pliegue que lo cubre, el cual transmite la sensación de placer al propio clítoris. La manipulación directa del clítoris puede ser dolorosa, sobre todo cuando se ha practicado excesiva fuerza o demasiado tiempo.

La mayoría de las mujeres al estimularse el clítoris durante la masturbación lo hacen acariciando uno de los lados del pliegue que lo cubre. Image Hosted by ImageShack.us En cualquiera de los casos, debemos preguntar a la pareja, cuál de las técnicas de estimulación del clítoris es la que más le satisface. Por lo general, las mujeres continúan estimulando activamente el clítoris, durante el orgasmo, por lo que desean que el movimiento no se interrumpa durante el clímax del acto sexual. Algunas mujeres pueden obtener varios orgasmos durante un solo episodio de auto-manipulación e incluso en un solo acto sexual, con el hombre.
Dentro de la cultura latinoamericana, los hombres tienen una orientación más de tipo físico que las mujeres, que reaccionan frente a una persona como un todo y frente a una situación total.

TIPOS DE ORGASMO

Existe una diferencia notable entre la respuesta sexual del hombre y la de la mujer. Por lo general, las mujeres tienen una aptitud multi-orgásmica, es decir, la posibilidad de alcanzar uno o más orgasmos sucesivos en un breve lapso, sin deslizarse por debajo del nivel de meseta del ciclo sexual. El estado multi-orgásmico depende tanto de una estimulación sexual continuada y afectiva, como del interés sexual. Los hombres, por el contrario, no pueden lograr orgasmos múltiples, inmediatamente después de la eyaculación, el varón entra en un período refractario, durante el cual es fisiológicamente imposible tener otro orgasmo o eyacular de nuevo.

Durante el período refractario se mantiene a veces una erección completa o parcial, pero por lo general la erección remite rápidamente. La duración de esta fase de recuperación varía mucho en cada individuo y de un hombre a otro, desde unos minutos hasta varias horas. En la mayoría de los hombres este período se espacia con cada nueva eyaculación, tomando como base un límite de varias horas. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Patrones orgásmicos en la mujer:

Monoorgásmico
Caracterizado por una fase de excitación de intensidad creciente, que se interrumpe en varias ocasiones, una fase de meseta corta, y una fase orgásmica muy intensa pero corta. Puede ser que la mujer siga siendo estimulada pero no lo desea.

Poliorgásmico
Se caracteriza por una fase de excitación de intensidad gradual, la cual se estabiliza. La fase de meseta es prolongada y la fase orgásmica de gran intensidad con 3 a 6 orgasmos.

Multiorgásmico
Se caracteriza por una fase de excitación intensa y rápida, seguida por una fase de meseta de intensidad mantenida y corta, y luego por un período de numerosos orgasmos de diversa intensidad, para finalizar con un descenso progresivo.

Patrón tetánico
La fase de excitación se caracteriza por ser de intensidad creciente, se estabiliza por un tiempo variable, constituyéndose así la fase meseta, posteriormente ocurre un orgasmo de intensidad creciente mantenido y duradero, caracterizado por un tiempo de más de treinta segundos el cual se mantiene y no baja, se monta en curva orgásmica, y posteriormente se pierde en forma abrupta.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:

Technorati:

Página Principal

Anuncios