mayo 2007


SEXO Y TANTRA XI-a-

Ejercicios para el orgasmo

MÉTODO DE LA AUTOEXCITACIÓN PRINCIPALMENTE PARA MUJERES

Destinados a la resolución de la disfunción orgásmica o anorgásmia en la mujer.

PRIMERA ACTIVIDAD: Auto-inspección y auto-experimentación

Free Image Hosting at www.ImageShack.usEn esta sesión debe usted llegar a conocerse mejor, explorando de manera natural su propia anatomía y experimentando con las sensaciones que provienen de una ligera estimulación de los genitales. La exploración no solo será táctil sino que también debe ser visible ayudándose con un pequeño espejo.

SEGUNDO EJERCICIO: Auto-estimulación con imaginación romántica

Desnúdese y vaya a la cama con luz tenue. Relájese imaginando una fantasía apetecible. Persistiendo en su fantasía empiece a tocarse las diferentes partes de su cuerpo incluyendo los genitales evitando alcanzar el orgasmo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

TERCERA ACTIVIDAD: Auto-estimulación sexual con fantasía erótica

Utilizando la misma fantasía u otra más erótica e incluso con la ayuda de películas sugestivas o revistas se trata de continuar las sensaciones placenteras pero estimulando por completo la zona erógena. Cuando se toque el clítoris hágalo ligeramente al principio y conforme la sensación sexual suba, con más presión, empezando a mover la pelvis rítmicamente hasta alcanzar uno o varios orgasmos.

CUARTO EJERCICIO: Auto-estimulación compartida

Desnudos y cómodamente en la cama intenten mantener la comunicación abierta entre los dos durante toda la sesión, tanto a través de la palabra como de los gestos. A continuación cada uno se empezará a tocar su propio cuerpo empezando lentamente con las zonas sensuales hasta llegar a la zona genital, mirando como la otra persona se estimula. Si se siente cerca el orgasmo, poténcienlo sin preocuparse por la presencia de su compañero. Se trata de perder la vergüenza compartiendo su sexualidad de forma franca, el uno con el otro.

QUINTO EJERCICIO: Estimulación gratuita

Se empieza este ejercicio con la ropa puesta, acariciándose y abrazándose el uno al otro. Empiecen a desnudarse y tiéndanse cómodamente en la cama, comenzando la sesión con cinco minutos de fantasía sensual-erótica acompañada de masaje para cada uno, sin llegar a la zona genital. Image Hosted by ImageShack.us
Transcurridos cinco minutos intercambiar las acciones. Seguir la sesión con un tiempo igual para cada uno de masaje genital. Es importante disfrutar de la estimulación recibida, con o sin orgasmo. Al finalizar la sesión compartan el uno con el otro las fantasías vividas durante los masajes.

SEXTA ACTIVIDAD: Coito con auto-estimulación: El puente

Desnudos cómodamente en la cama empiecen con pequeños besos y abrazos, tocándose ligeramente uno al otro las zonas sensuales al tiempo que se dedican un lenguaje sensual. Cuando empiecen a sentir el inicio de la excitación sexual ella se estirará y el hombre se posicionará encima de ella. Abriendo bien las piernas, ella cogerá el pene con sus manos y se lo introducirá lentamente en el interior de su vagina, jugando y explorando con él su propia zona genital, haciendo que la punta del pene pase lentamente por la superficie de sus genitales y entre los labios de la vagina tocando el clítoris. Entonces hombre y mujer empezarán un movimiento sincronizado arriba y abajo para facilitar el contacto genital.

Image Hosted by ImageShack.us

Mientras tanto se tocan el uno al otro las partes más sensuales del cuerpo a la vez que se besan. Es en este punto que ella se presionará el clítoris incrementando la presión cuando sienta la inminente llegada del orgasmo, al tiempo que se aumenta el movimiento rítmico de la pelvis. Una respiración rápida ayuda al hombre a situarse respecto al nivel de excitación de la mujer. Si el hombre llegase al orgasmo antes que la mujer puede acompañarla igualmente con besos y caricias mientras ella sigue autoestimulándose hasta alcanzar su propio orgasmo.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

FASES DEL CICLO SEXUAL

FASE ORGÁSMICA IIFree Image Hosting at www.ImageShack.us

El orgasmo femenino es la expresión última del YO, frente a los estímulos sexuales. Si en uno o ambos cónyuges independiente o simultáneamente se produce el orgasmo, este no debe ser el resultado de un “Plan” sino el fin último de un hecho natural e involuntario que amplia los canales de comunicación dentro de la relación sexual. La mujer es multi-orgásmica por naturaleza pero las restricciones sociales, religiosas y “morales” alejaron significativamente la capacidad de respuesta natural de la mujer. La parte sensorial del orgasmo, tiene un foco pélvico que se concentra específicamente en el tronco clitoridiano, la vagina y el útero de la mujer, y el pene, la próstata y las vesículas seminales del hombre. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En cuanto al orgasmo simultáneo es muy satisfactorio si se obtiene. Pero el tratar de lograrlo deliberadamente, implica una intromisión en la espontaneidad, que es el secreto de la respuesta sexual. Como expresamos en el post anterior queremos que quede bien claro que no existe un orgasmo clitoridiano y otro vaginal, las modernas investigaciones establecen que estos dos hechos no son fenómenos fisiológicos distintos. Los cambios son anatómicos y fisiológicamente idénticos, cualquiera sea la fuente de estimulación. Además es físicamente imposible no estimular el clítoris durante el coito.
Durante el coito se estimula preferentemente el tronco del clítoris. Se puede concluir diciendo que no existen diferencias fisiológicas entre el orgasmo clitoridiano, el vaginal, el mamario, e incluso el generado mediante la fantasía como han demostrado las modernas investigaciones. Un orgasmo es un orgasmo. No hay dos tipos diferentes de orgasmo. La observación directa de las reacciones del clítoris y de la vagina, demuestra que las contracciones orgásmicas se producen en la vagina y en el útero, sea cual fuere la zona erótica estimulada o la técnica utilizada.

En cuanto a la función del clítoris, el mismo es a la vez receptor y transmisor de las sensaciones sexuales femeninas. Como receptor, sus terminaciones nerviosas y sus vasos sanguíneos reaccionan ante el estímulo sexual, confiriendo la sensación subjetiva del despertar sexual en la mujer. Se ha comprobado fehacientemente que la intensidad de la sensación ocasionada por estimulación del clítoris nada tiene que ver con el tamaño del mismo.
El clítoris es estimulado durante el acto sexual sin ayuda de ningún esfuerzo especial, porque con cada movimiento se produce tracción y compresión sobre el pliegue que lo cubre, el cual transmite la sensación de placer al propio clítoris. La manipulación directa del clítoris puede ser dolorosa, sobre todo cuando se ha practicado excesiva fuerza o demasiado tiempo.

La mayoría de las mujeres al estimularse el clítoris durante la masturbación lo hacen acariciando uno de los lados del pliegue que lo cubre. Image Hosted by ImageShack.us En cualquiera de los casos, debemos preguntar a la pareja, cuál de las técnicas de estimulación del clítoris es la que más le satisface. Por lo general, las mujeres continúan estimulando activamente el clítoris, durante el orgasmo, por lo que desean que el movimiento no se interrumpa durante el clímax del acto sexual. Algunas mujeres pueden obtener varios orgasmos durante un solo episodio de auto-manipulación e incluso en un solo acto sexual, con el hombre.
Dentro de la cultura latinoamericana, los hombres tienen una orientación más de tipo físico que las mujeres, que reaccionan frente a una persona como un todo y frente a una situación total.

TIPOS DE ORGASMO

Existe una diferencia notable entre la respuesta sexual del hombre y la de la mujer. Por lo general, las mujeres tienen una aptitud multi-orgásmica, es decir, la posibilidad de alcanzar uno o más orgasmos sucesivos en un breve lapso, sin deslizarse por debajo del nivel de meseta del ciclo sexual. El estado multi-orgásmico depende tanto de una estimulación sexual continuada y afectiva, como del interés sexual. Los hombres, por el contrario, no pueden lograr orgasmos múltiples, inmediatamente después de la eyaculación, el varón entra en un período refractario, durante el cual es fisiológicamente imposible tener otro orgasmo o eyacular de nuevo.

Durante el período refractario se mantiene a veces una erección completa o parcial, pero por lo general la erección remite rápidamente. La duración de esta fase de recuperación varía mucho en cada individuo y de un hombre a otro, desde unos minutos hasta varias horas. En la mayoría de los hombres este período se espacia con cada nueva eyaculación, tomando como base un límite de varias horas. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Patrones orgásmicos en la mujer:

Monoorgásmico
Caracterizado por una fase de excitación de intensidad creciente, que se interrumpe en varias ocasiones, una fase de meseta corta, y una fase orgásmica muy intensa pero corta. Puede ser que la mujer siga siendo estimulada pero no lo desea.

Poliorgásmico
Se caracteriza por una fase de excitación de intensidad gradual, la cual se estabiliza. La fase de meseta es prolongada y la fase orgásmica de gran intensidad con 3 a 6 orgasmos.

Multiorgásmico
Se caracteriza por una fase de excitación intensa y rápida, seguida por una fase de meseta de intensidad mantenida y corta, y luego por un período de numerosos orgasmos de diversa intensidad, para finalizar con un descenso progresivo.

Patrón tetánico
La fase de excitación se caracteriza por ser de intensidad creciente, se estabiliza por un tiempo variable, constituyéndose así la fase meseta, posteriormente ocurre un orgasmo de intensidad creciente mantenido y duradero, caracterizado por un tiempo de más de treinta segundos el cual se mantiene y no baja, se monta en curva orgásmica, y posteriormente se pierde en forma abrupta.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:

Technorati:

Página Principal

SEXO Y TANTRA IX

FASE ORGÁSMICA

Free Image Hosting at www.ImageShack.usEn esta fase la intensidad de las contracciones musculares aumentan al máximo y son generalizadas por casi todos los músculos del cuerpo, su intensidad es paralela a la intensidad del orgasmo. La mujer queda inmersa en su orgásmo con una pérdida del control voluntario de sus músculos. Ella no está consciente de sus movimientos físicos, que en ocasiones son tan violentos que provocan dolor y fatiga al día siguiente. Hay igualmente contracciones involuntarias de la zona perineal, el recto y la parte baja del abdomen. También puede ocurrir enrojecimiento, hinchazón y expansión de la parrilla costal, inclusive no pueden controlar, en muchos casos, las expresiones orales, y los quejidos y gritos que en muchas mujeres son bastante fuertes.

Mientras más intenso es el orgasmo, más se ve involucrado el cuerpo de la mujer en su totalidad, en la liberación de tensiones funcionales y mentales, los sentimientos se agudizan en una manera tal, que el llanto es incontenible en un alto número de estas diosas del amor. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

El orgasmo femenino se origina por contracciones simultáneas y rítmicas del útero, el tercio externo de la vagina (la plataforma orgásmica) y del esfínter anal. Las primeras contracciones son intensas y muy seguidas con intervalos de menos de un segundo, estas contracciones uterinas empiezan 2 a 4 segundos después de las primeras sensaciones de orgasmo, y no son diferentes a las primeras contracciones iniciales del trabajo de parto. Comienzan en el fondo del útero y van descendiendo hasta llegar al cuello uterino. Mientras prosigue el orgasmo, las contracciones disminuyen en intensidad y duración, y en lapsos menos regulares. Un orgasmo moderado puede traducirse en tres, cuatro o cinco contracciones, mientras que un orgasmo intenso puede tener de diez a quince. Hay varios tipos de orgasmos, de los cuales hablaremos más adelante.

Momentáneamente durante esta fase, puede ocurrir una distensión involuntaria del esfínter de la uretra, manifestándose en muchas mujeres la necesidad de orinar durante o después del orgasmo. Puede haber pérdida de orina a medida que aumenta la tensión sexual, especialmente entre las mujeres que han tenido más de un parto.

El clítoris permanece retraído y no es visible, quedando situado debajo de su capuchón durante esta fase.

El orgasmo es una respuesta global de todo el organismo, no sólo de la pelvis. Se ha demostrado que el patrón electroencefalográfico muestra cambios marcados durante el orgasmo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
A menudo, las mujeres describen las sensaciones iniciales de un orgasmo como un trance místico o mágico momentáneo, al que sigue rápidamente una sensación sumamente placentera, que suele comenzar en el clítoris y que se extiende rápidamente como un corrientaza por la pelvis y otras partes del cuerpo. En cuanto a las sensaciones físicas en los genitales, se alude por lo general a ellas con los términos “ardiente”, “electrizante” o “cosquilleante”, sensaciones que, por lo general, se difunden por todo el cuerpo como expresamos anteriormente.

La frecuencia cardiaca se eleva aún más, por lo general, a una frecuencia más alta que la producida con la masturbación. La presión arterial continúa ascendiendo, quizá hasta alcanzar cifras como 200/120, aunque la elevación es menor que la observada en el hombre durante esta fase. Existe una relación directa entre la intensidad y la duración de la tensión sexual, y cualquier cambio respiratorio que ocurra, la frecuencia respiratoria normal puede duplicarse hasta 40 respiraciones por minuto.

Hoy en día se sabe que el orgasmo femenino es uno solo, gracias a los descubrimientos realizados por Masters y Johnson, Freud había creado el concepto falso de orgasmo “clitorial” y “orgasmo vaginal” para referirse al orgasmo alcanzado por la mujer a través de la estimulación del clítoris y el orgasmo alcanzado por medio del coito. No solo se creó la idea de dos orgasmos, sino que se generó la idea de que el orgasmo clitoriano era una manifestación infantil mientras que el orgasmo vaginal era una manifestación madura y adulta. Estos conceptos de la sexualidad surgieron directamente de la ignorancia sobre la fisiología sexual femenina, que solo podía ser descubierta mediante experimentación directa. Esto es lo que hicieron los doctores Masters y Johnson y siguen haciendo en su Instituto.

La mujer alcanza el orgasmo con la misma rapidez que un hombre cuando el acariciamiento es directo sobre el clítoris (aproximadamente, después de tres minutos). Esto no es de extrañar, ya que el clítoris de la mujer y el pene del hombre son órganos homólogos, es decir, físicamente similares. Para que una mujer logre el orgasmo, a través del coito, requiere de mucho más tiempo porque la estimulación es indirecta. Es como si un hombre tratara de lograr el orgasmo a través de estimulación sobre la ingle. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
El Sexo es nuestra más íntima comunicación. Y cuando más intensa es ésta, se convierte en comunión, en una mutua apertura y un encuentro más allá de las palabras y los conceptos, un contacto desde lo más profundo y vulnerable del ser.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:

Technorati:

Página Principal

FASES DEL CICLO SEXUAL

MESETA

Como vimos, en la fase de excitación se produce un marcado aumento de la tensión sexual. En la siguiente fase, meseta, se mantienen e intensifican los niveles de excitación sexual, que en principio preparan el terreno para el orgasmo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

La duración de la fase de meseta varía mucho de un individuo a otro. Para los hombres que tienen dificultad en controlar su eyaculación – de aquí la importancia del Tantra y del tratamiento de este trastorno denominado eyaculación precoz-, esta fase es extraordinariamente breve lo que produce insatisfacción en la pareja. En muy pocos casos algunas mujeres con una fase de meseta breve, pueden tener un orgasmo de gran intensidad. Pero lo más frecuente es que una fase de meseta larga y pausada que puede inclusive prolongar el coito por horas, conlleva a una exaltación erótica e íntima, que constituye de por sí, un final insospechado.

Las prácticas del amor o sexo Tántrico se centran principalmente en la fase de excitación y de prolongación de esta fase de meseta, que es donde se presentan todos los estímulos y experiencias de carácter físico, emocional y espiritual más satisfactorios del abrazo sexual.

Cambios en los genitales femeninos durante la fase de meseta Free Image Hosting at www.ImageShack.us

El tercio exterior de la vagina, incluyendo su musculatura, se contrae por el flujo de sangre venosa en una forma tan intensa, que el conducto vaginal reduce su diámetro en aproximadamente en una tercera parte, provocando que la vagina se apriete alrededor del pene insertado, aumentando así el placer sexual en la pareja.

Una de las razones por las que el tamaño del pene no es un factor tan importante como se cree para la estimulación física de la mujer durante el coito, estriba en la que la vagina externa o plataforma orgásmica, atenaza el pene al alcanzar la excitación de la fase terminal de la meseta, independientemente del tamaño del mismo.

El útero se eleva a su máximo, aumentando la cúpula vaginal e intensificando la fibrilación uterina. Los cambios en los labios mayores y menores observados por primera vez en la fase de excitación se intensifican. La coloración de los labios menores progresa de un color rosa cenizo al rosa brillante, y finalmente a una tonalidad escarlata. Los labios menores pueden adquirir inclusive un color vino oscuro. La intensidad del cambio de color en ambas circunstancias, está directamente relacionada con el grado de excitación sexual, y un cambio notorio de color constituye evidencia de orgasmo inminente. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Con frecuencia, durante esta fase disminuye la lubricación vaginal, en relación con el volumen producido durante la fase de excitación, sobre todo si la fase de meseta es larga, lo que ayuda a aumentar la fricción y por supuesto las sensaciones.

El clítoris muestra su respuesta más singular al estímulo sexual durante la fase de meseta, con una constancia casi permanente entre todas las mujeres. el cuerpo clítorideo y el glande del mismo, se retraen en su posición colgante en la zona pudenda y se esconden profundamente dentro del capuchón. Si se suspende la estimulación sexual durante la fase de meseta, el clítoris recobra su posición normal colgante, si la estimulación comienza de nuevo, volverá a retraerse. En esta fase el clítoris se retrae contra el hueso pubico. Este cambio, junto con la vasoconstricción en los labios, ocultan el clítoris y protegen parcialmente su cabeza del contacto directo, que puede producir sensaciones desagradables y hasta dolorosas. Sin embargo, durante estos cambios no se produce la pérdida de la sensación clitorídea.

Los senos y las areolas se expanden al máximo durante esta fase.

La tensión muscular ocurre desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Una mujer con frecuencia reacciona con gestos, fosas nasales dilatadas y tensión notoria en las comisuras labiales. Los músculos del cuello se ponen rígidos y sobresalen, especialmente con la proximidad del orgasmo. La espalda se arquea y los músculos de los muslos se ponen muy tensos. Posteriormente en la misma fase, se observan contracciones espásticas de los músculos de las manos y de los pies adquiriendo la forma de garras. Los músculos de las nalgas se tensan al aproximarse el orgasmo. La frecuencia cardiaca puede llegar a 175 latidos/minuto. El aumento de la frecuencia respiratoria, y la forma de una respiración entrecortada, es notoria desde el principio de esta fase.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

EXCITACIÓN

Free Image Hosting at www.ImageShack.usLa excitación es consecuencia de la estimulación sexual, que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas. Las respuestas sexuales se asemejan a otros procesos fisiológicos, en la medida que puedan desencadenarse por estímulos, no sólo mediante contacto físico directo, sino a través de todos los sentidos, olfato, gusto, vista, y oído, que producen pensamientos y emociones al ser procesados por el cerebro.

Cambios en los genitales femeninos en la fase de excitación

La primera señal de excitación sexual en la mujer es la aparición de la lubricación vaginal, que se inicia de 10 a 30 segundos después del principio de la estimulación sexual. La causa de la lubricación vaginal está en la vasoconstricción de las paredes vaginales, que provoca la percolación (traspaso) del fluido a través del revestimiento de la vagina, en un proceso llamado trasudación. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

La secreción vaginal se presenta primero en forma de pequeñas gotas aisladas que fluyen en sucesión, y que acaban por humedecer toda la superficie interna de la vagina. La densidad, cantidad y olor de la lubricación vaginal varían mucho de una mujer a otra y, en una misma mujer, de un momento a otro.

La lubricación facilita la penetración del pene y la suavidad del movimiento de empuje, a la vez que impide que la mujer sienta incomodidad o molestias durante el acto. A medida que continúa la excitación, ocurre la dilatación y alargamiento de la vagina, estando limitados estos procesos a las dos terceras partes del conducto. La superficie arrugada se alisa y la mucosa se adelgaza con la expansión. El alargamiento vaginal es tal que aumenta un 25% más, con relación a las dimensiones que tenía antes de la estimulación.

Por otro lado la vulva adquiere un tinte púrpura intenso. En la parte temprana de la fase, aparecen contracciones uterinas rápidas e irregulares llamadas fibrilación. Hay un aumento en el tamaño de la vulva, y si la estimulación persiste por un período prolongado a través de esta fase y la siguiente, puede haber aumentado el doble o el triple del tamaño. A medida que emergen las fases de excitación y de meseta, todo el útero se eleva hacia la parte baja del abdomen, produciendo una dilatación o efecto de cúpula, en las dos terceras partes internas de la vagina.

El clítoris crece, aunque la tumefacción puede no ser descubierta a simple vista, y continua aumentando durante toda la estimulación sexual. La estimulación directa del clítoris, produce un crecimiento más rápido y pronunciado que la estimulación indirecta mediante fantasías, manipulación de los senos, etc. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Los labios mayores se adelgazan, se aplanan, y se elevan ligeramente hacia arriba y afuera, retirándose de la abertura vaginal. En una mujer que ha parido, los labios mayores se congestionan con sangre, aumentando al doble o triple de su tamaño normal. Los labios menores también empiezan a aumentar de tamaño, creciendo finalmente al doble o triple de su espesor normal.

Al final de esta fase, las glándulas de Bartholino producen una secreción muy escasa de moco, y luego generalmente se suspende, para reanudarse hacia el final de esta fase o de la siguiente. Contrario a lo que se creía, las glándulas de Bartholino no son las responsables de la lubricación vaginal.

A medida que la tensión sexual aumenta, los pezones se tornan rígidos, a consecuencia de las contracciones de pequeñas fibras musculares. La sangre venosa es atrapada en las glándulas mamarias, aumentando de tamaño aproximadamente. Las areolas se hinchan en forma considerable. Las venas de las mamas se vuelven visibles.

Las mujeres sexualmente estimuladas desarrollan un enrojecimiento de la piel, conocido como enrojecimiento sexual. Comienza en la región del estómago y garganta, diseminándose hacia las glándulas mamarias. La intensidad de este cambio, esta en relación directa con la estimulación recibida. A medida que la mujer avanza en edad, esta manifestación es menos frecuente.

La tensión de los músculos voluntarios, y algunas veces involuntarios, empieza y aumenta durante esta fase, proporcionando una clara evidencia de que la respuesta sexual de la mujer no está limitada a la región pélvica. A medida que la tensión crece, sus movimientos se vuelven más inquietos, potentes y rápidos. Durante esta fase y las subsiguientes, los músculos de las nalgas y del ano pueden aumentar su tensión en forma involuntaria. La presión arterial y la frecuencia cardíaca aumentan a medida que aumenta la excitación.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

SEXO Y TANTRA VI

FUNCIÓN SEXUAL

Habiendo revisado conceptos tántricos y anatómicos, debemos ahora abordar otros aspectos de la sexualidad y del sexo.
Toda estructura orgánica cumple una función que le es propia, es decir, un conjunto de actividades que le caracterizan. Las actividades pertinentes al Sexo se denominan sexuales, por lo que, función sexual expresa las actividades propias o características del sexo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

En la función sexual están presentes tres etapas con actores fundamentales:

1.Situación / estímulo sexual

Es la acción mediante la cual se produce un cambio en el ambiente externo o interno del organismo, que induce o provoca la realización de una respuesta sexual.

Hay tres aspectos que considerar:

• Administrador del estímulo sexual: Es la fuente de estimulación sexual (persona, animal u objeto). Se puede ser: heterosexual, homosexual o bisexual.
• Método de aplicación del estímulo sexual: se relaciona con el tipo de estructura activada y con el procedimiento utilizado, que van desde las fantasías eróticas, hasta diversas maniobras excitantes y posiciones coitales poco usadas.
• Frecuencia de administración del estímulo sexual: se refiere a la cantidad de veces que durante un período determinado el sujeto desea activar la función sexual. Esto es muy variable y no hay un patron único para todos.

2.La Respuesta sexual

Se caracteriza por la aparición de cambios mentales y emocionales, espirituales, anatómicos, hormonales, vasculares, musculares y nerviosos, que abarcan prácticamente todo el organismo, provocados por toda una gama de estímulos físicos y principalmente psicológicos. Esta respuesta se efectúa tomando como base dos fenómenos fisiológicos fundamentales: la vasocongestión (dilatación y aumento de sangre en vasos sanguineos) superficiales y profundos, y la respuesta muscular generalizada y específica.
Estos fenómenos provocan una serie de reacciones que por su ubicación pueden ser clasificadas como: extragenitales y genitales. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En sus proyectos de investigación, Masters y Johnson describieron con precisión científica estas reacciones funcionales, que experimentan los hombres y las mujeres durante las diversas fases del ciclo de respuesta sexual, y la dividieron en cuatro fases: excitación, meseta, orgásmica y resolutiva.

3.Tiempo de funcionamiento sexual

Es el tiempo que transcurre desde que se inicia la función sexual, hasta que termina la respuesta.TERAPIAS Y EJERCICIOSLa respuesta sexual humana es una secuencia ordenada y muy racional de acontecimientos fisiológicos, cuya meta consiste en preparar los cuerpos de dos miembros del sexo opuesto, para que se cumpla el acto sexual y que este tenga éxito, los órganos genitales de cada uno de los miembros de la pareja deben experimentar una serie de cambios internos en cuanto a su forma y función. Es literalmente imposible que se produzca el coito cuando los miembros de la pareja no se hallan sexualmente excitados, esto es, cuando el pene se halla flácido, y cuando la vagina está seca y no se ha dilatado.
Para lograr mejores resultados y respuestas más satisfactorias, existen una variedad de técnicas terapéuticas para ayudar a las personas con disfunciones sexuales. Es importante aclarar que estas técnicas son de tipo educativo y asumen que la disfunción sexual es debida a un mal aprendizaje durante el desarrollo sexual o a problemas emocionales por desequilibrio del sistema de creencias.
Por ejemplo, las técnicas terapéuticas introducidas por Masters y Johnson tienen como objetivo “eliminar la tendencia de muchas personas a involucrarse sexualmente con el objetivo de “lograr” algo, ya sea el orgasmo, o que la otra persona reaccione de alguna manera, o demostrar algo a la otra persona o a sí mismos”.
El instante en que una persona se involucra sexualmente con una meta prefijada o preconcebida, pierde la capacidad de disfrutar la sexualidad en su más sublime expresión, ya que su mente está en el futuro más que en el presente. Masters y Johnson consideran que el funcionamiento sexual es natural (en el TANTRA es igual), es decir, si no hubieran impedimentos o tabúes, las personas sabrían disfrutar tranquilamente del proceso, y en vez de pensar en un objetivo específico, tratarían de extender el momento para aumentar el tiempo de satisfacción que les brinda el contacto físico, psíquico y espiritual, en cuyo caso, el orgasmo sería una consecuencia y no un fin en la relación sexual.
Preferiblemente estas terapias deben ser realizadas en parejas y no individualmente ya que en la mayoría de casos, el problema radica no tanto en los individuos aisladamente sino en una disfunción en la interacción de la pareja. Si la disfunción es individual, de todas maneras, la pareja puede ser de gran ayuda en la terapia.
El elemento principal de estas terapias es enseñar a las personas a usar el contacto físico como una forma de comunicación, y entrenarlas a enfocarse en las sensaciones placenteras del cuerpo , para después introducirlas en el sexo tántrico.Las etapas que generalmente se utilizan son:
1) contacto físico del cuerpo sin incluir los genitales,
2) contacto físico del cuerpo y genitales pero sin llegar al orgasmo,
 3) contacto físico del cuerpo y los genitales intentando llegar al orgasmo,
4) contacto físico del cuerpo, los genitales hasta alcanzar el orgasmo en la mujer y,
5)finalmente, coito.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

« Página anteriorPágina siguiente »

  • Blog Stats

    • 6.053.866 hits
  • Posts Más Vistos

  • ESTADÌSTICAS

  • ACTUALIDAD ANATOMÍA BIENESTAR CANCER CARDIOLOGÍA COITO Creencias EMOCIONES ENFERMEDADES EROTISMO ESPIRITUALIDAD FILOSOFÍA GINECOLOGÍA HOLISMO MEDICINA MEDICINA HOLISTICA Miedos NICOTINA Y DROGAS NIÑOS NUTRICIÓN PRECAUCIONES Y RECOMENDACIONES PSICOLOGÍA RECOMENDACIONES SALUD SEXO SEXUALIDAD SINTOMAS TANTRA Trastornos Uncategorized
  • Categorías

  • Flickr Photos