TIPS

Las investigaciones sobre la adicción han ratificado que con el uso prolongado de drogas Free Image Hosting at www.ImageShack.us se producen alteraciones cerebrales y cognitivas muchas veces de LARGA DURACIÓN, por lo que la drogadicción debe ser abordada como una enfermedad, con las mismas estrategias con que se trata una diabetes, el asma o cualquier otra patología crónica.

Todas las sustancias adictivas, desde el tabaco a la heroína, pasando por la cocaína, el alcohol, la marihuana y las anfetaminas, activan los mismos circuitos cerebrales. Y ahí parece estar la clave del conocimiento y el tratamiento de las adicciones.

Según el farmacólogo Jordi Camí, coautor junto con el farmacólogo Magí Farré de una revisión científica sobre la drogadicción publicada en The New England Journal of Medicine, “la dependencia a las distintas drogas, aunque se manifiesta con comportamientos diferentes, tiene mecanismos biológicos comunes que nos explican muy bien qué sucede en el cerebro”.

Algunas personas tienen más riesgo que otras de hacerse adictos, aparentemente la causa de esto está en los genes.Free Image Hosting at www.ImageShack.us Se sabe, por ejemplo, que los hijos de alcohólicos adoptados por familias no alcohólicas tienen más riesgo de hacerse adictos a la bebida. Se han descubierto genes relacionados con variaciones en el metabolismo de la nicotina, el alcohol, la hemina y otras drogas que se traducen en una mayor o menor tolerancia individual y en un distinto riesgo de adicción, hay pruebas de que ciertos rasgos de la personalidad (por ejemplo, el gusto por el riesgo o la búsqueda de novedades, favorecen la drogadicción; la existencia de una personalidad adictiva no está bien demostrada, según Camí. Lo que sí está comprobado es que las personas adictas a una droga tienen más posibilidades de ser adictas a otras.

Otro hecho comprobado es que las enfermedades mentales (la esquizofrenia, la depresión, el trastorno bipolar) se relacionan con un mayor riesgo de adicción. Según Cami por los momentos, “sólo está bien demostrada una mayor vulnerabilidad a la adicción en las personas con trastornos psiquiátricos”.

Cuando una persona tiene los dos problemas, enfermedad mental y drogadicción, es mucho más difícil de manejar desde el punto de vista médico, y el pronóstico es más desfavorable.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal
Anuncios