“Más de un refresco al día, se asocia

con mayor riesgo de enfermedad cardiaca”

Por considerarlo de mucho interés, SOBRE TODO DESDE EL PUNTO DE VISTA PREVENTIVO, retransmito los resultados de esta investigación publicada en la revista “Circulation”.

Beber más de una bebida carbonatada  o gaseosa al día, independientemente de si son azucaradas o bajas en calorías, se asocia con un incremento de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Así lo afirman investigadores del estudio Framingham, que publican sus conclusiones en el último número de la revista Circulation.
Image Hosted by ImageShack.us

DM. NUEVA YORK
24/07/2007

“Nos ha sorprendido que diera igual si la soda era azucarada o no”, afirma Ramachandran Vasan , uno de los autores del análisis y profesor de Medicina de la Universidad de Boston, en Estados Unidos. “En las personas que beben una o más debidas carbonatadas al día se ha observado un incremento en el riesgo de desarrollar síndrome metabólico de un 48 por ciento”.

Estudio previos ya habían observado un vínculo entre varios factores de riesgo cardiovascular y las bebidas de soda.

“La moderación es la clave”, afirma Ravi Dhingra, autor principal de la investigación y profesor de Medicina en la Universidad de Harvard. “Si bebes más de un refresco al día el riesgo de síndrome metabólico se incrementa”. Los datos son relevantes, más si se consideran las características del estudio Framingham, que se realiza desde hace años entre más de 9.000 personas de mediana edad a las que se observa cada cuatro años.

La línea roja se encuentra en las personas que consumen más de una bebida al día: “No sólo han mostrado una prevalencia de síndrome metabólico superior, sino también un 31 por ciento de posibilidades de tener un índice de masa corporal superior a 30, y un 32 por ciento de presentar unos niveles más bajos de colesterol HDL que el resto”.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Anuncios