El Asma
UN ATAQUE DE ASMA
Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Cuando esto ocurre, tres cambios tienen lugar en sus pulmones:

Las células de sus vías respiratorias segregan más moco de lo normal. Este moco es muy espeso, y tiende a OBSTUIR las vías respiratorias. La mucosa de bronquios y bronquiolos se inflaman
  Los músculos de las vías respiratorias se contraen.

En la inspiración, el aire entra por la nariz y llega a los pulmones atravesando las grandes vías aéreas que los comunican. Dentro de los pulmones, el aire circula por los bronquios, conductos en forma de tubos que se dividen sucesivamente y se hacen cada vez más estrechos, los bronquiolos y finalmente llega a los alvéolos pulmonares, fondos de saco a modo de globos diminutos donde se produce el intercambio de los gases respiratorios. En el pulmón, el oxígeno del aire pasa desde los alvéolos hasta los glóbulos rojos de la sangre para ser transportado a todas las células del cuerpo y el anhídrido carbónico disuelto en la sangre difunde en sentido contrario hacia los alvéolos para ser expulsado al exterior durante la espiración.

El asma es una enfermedad de los bronquios o vías aéreas situadas dentro de los pulmones. El asma es una enfermedad pulmonar obstructiva y difusa caracterizada por tos, dificultad para respirar y sonidos en el pecho como silbidos.

Es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas situadas dentro de los pulmones. Los bronquios inflamados son excesivamente irritables y muy sensibles al contacto con distintas sustancias inhaladas y ante determinadas situaciones, estímulos que en conjunto se llaman agentes desencadenantes.

Síntomas:

Tos: generalmente en accesos y de predominio nocturno y de madrugada, o bien en relación con las emociones (al reír o llorar) o el ejercicio físico.
Sibilancias o pitos: ruidos en forma de pitos o silbidos al respirar.
Opresión Torácica: muchas veces manifestada como sensación de peso o tirantez en el pecho.
Disnea o fatiga: dificultad para respirar que el niño/a puede manifestar como respiración entrecortada o jadeo. En casos graves, la fatiga obliga a permanecer al niño/a sentado y puede afectar a su capacidad para hablar o incluso para alimentarse (en especial en los niños/as pequeños).

Diversos factores pueden desencadenar el asma; los más importantes son los siguientes:
Infecciones respiratorias, cuadros gripales.
Los alergenos de los cuales los más comunes son el polvo, los ácaros del polvo (pequeños animales microscópicos que se encuentran en el polvo casero), la saliva y la caspa de los animales y los hongos de los ambientes húmedos. El ejercicio intenso. Los contaminantes del medio ambiente: humo de cigarrillo o de lámparas de queroseno o de chimeneas, olor de pinturas y de desinfectantes. SITUACIONES DE ESTRÉS O ANGUSTIA. MIEDOS.

¿Cómo reducir la exposición a desencadenantes?

Caspa AnimalNo tenga animales domésticos en casa.
Si debe tener un animal doméstico, no permita que entre nunca al dormitorio.
Lave al animal doméstico todas las semanas.
Evite visitar casas con animales domésticos o lleve siempre su fármaco de alivio cuando visite casas con animales domésticos.
Evite los productos que contienen plumas, como almohadas y cojines.
Cubra colchones, cojines y almohadas con fundas de plástico herméticas.
Lave todas las sábanas y las mantas una vez a la semana en agua caliente (> 55º C).
Mantenga en el interior de la casa una humedad relativa inferior al 50%.
Quite todas las alfombras y moquetas, si es posible.
Los ácaros del polvo doméstico son microscópicos y no se ven a simple vista.

Mantenga las ventanas cerradas en las estaciones con alta concentración de polen.
Evite salir al exterior al mediodía y por la tarde cuando la concentración de polen y mohos es más alta.
Evite las fuentes de mohos, como hojas húmedas y detritus de jardín.
Utilice aire acondicionado, si es posible.

Si sufre asma, no fume, evite el humo del tabaco. No permita fumar en su domicilio. Anime a los miembros de la familia a dejar el tabaco o a evitar fumar alrededor de usted o de su hijo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Actualmente existen medicamentos que pueden impedir que aparezcan los síntomas. Acuda a su médico y siga sus consejos en la medicación. Eso le permitirá tener una mejor calidad de vida.

No permita que el asma interfiera con su vida. Puede llevar una vida normal, si trata su enfermedad adecuadamente.

Recuerde Las personas con asma pueden llevar vidas activas normales, cuando aprenden a controlar su enfermedad. Pueden trabajar, jugar e ir a la escuela. Pueden dormir bien en las noches. Sólo es importante seguir estas recomendaciones:
Mantenerse alejado de aquello que provoca sus ataques de asma.
Tomar sus medicamentos para el asma en la forma en que el médico lo indica.
Ir al médico dos o tres veces al año, para sus controles. Ir aún cuando se sienta bien y no tenga molestias para respirar.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Anuncios