ARDOR AL ORINAR, CISTITIS

La cistitis es una inflamación de la vejiga caracterizada por ardor al orinar, sangre en la orina, dolor, fiebre u otros síntomas. La cistitis es la enfermedad más común en las mujeres, pero también se presenta en los hombres. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Una persona que sufre frecuentemente de cistitis TIENE que consultar a un urólogo en caso de que haya anormalidades en la vejiga, en los riñones o en los uréteres renales. Es necesario realizar otros exámenes para detectar causas orgánicas de la cistitis, por ejemplo: análisis de orina seriados, al comienzo o a la mitad del flujo de la orina. También se puede realizar un pielografía (un tipo de radiografía que permite observar la vejiga y los riñones) o una cistoscopía (donde se utilizan tubos flexibles con un sistema de lentes e iluminación que permite examinar visualmente la vejiga).

En la mayoría de los casos, la cistitis de debe a la E. Coli que se aloja en el tracto gastrointestinal.
La cistitis es más común en las mujeres debido a la corta longitud de la uretra. Situación que facilita la transmisión de bacterias desde la piel y los órganos genitales hacia el interior del cuerpo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

En las mujeres, la presión sobre la vejiga durante el embarazo, acto sexual o el uso de un diafragma, aumenta el riesgo de cistitis. Es relativamente frecuente la aparición en la mujer de cistitis tras el matrimonio, en lo que se conoce como la “cistitis de la Recién Casada”. Este tipo de cistitis es consecuencia de las relaciones sexuales y más concretamente al intercambio de flora bacteria ocurrido entre el varón y la mujer. Este proceso se mantiene durante algún tiempo hasta que la mujer acepta la flora bacteria que le transmitió su pareja. Habitualmente, el tratamiento consiste en la toma abundante de líquidos. Algunas mujeres tienen síntomas de cistitis y micciones dolorosas cada vez que tienen relaciones sexuales. Los síntomas generalmente duran un día ó dos y luego desaparecen hasta que vuelven a tener relaciones sexuales. El problema, llamado cistitis de la luna de miel, es una forma de uretritis crónica, siendo la uretra, no la vejiga, la que está inflamada.

Los principales síntomas manifestados en la cistitis son:
• ardor al orinar
• Orinar con frecuencia
• Deseos de orinar aunque la vejiga esté vacía (tenesmo)
• Dolor en la región pubiana
• Pus en la orina o secreción de pus desde la uretra
• Sangre en la orina
• Escalofríos y fiebre
• Dolores de espalda que indican una infección renal.
Un urocultivo determina la causa de la infección, y en algunos casos se puede recetar antibióticos antes de obtener resultados del análisis, siempre es recomendable hacer un urocultivo y antibiograma.
La cistitis intersticial (CI)
es una enfermedad crónica  de la vejiga. En estos pacientes la pared de la vejiga es muy sensible y se irrita con facilidad, causando síntomas molestos. Aunque en la actualidad la CI no tiene cura, sí puede tratarse sus síntomas; esto le ayudará a sentirse mejor y a vivir con menos molestias. “En estos casos puede adelgazarse el revestimiento protector que impide a la orina llegar hasta las paredes de la vejiga; las paredes pueden perder flexibilidad y endurecerse, impidiendo que la vejiga se ensanche para almacenar la orina. Daños al revestimiento protector de la vejiga; esto permite que la orina irrite la pared de la vejiga. Infección de la vejiga. Reacción alérgica en la vejiga.Problemas neurológicos”.

Durante algunas pruebas, en la pared de la vejiga se observan diminutos puntos de sangre (denominados “glomérulos”). En raras ocasiones, también puede detectarse un cráter (denominado “úlcera de Hunner”).
En las mujeres, los síntomas pueden empeorar durante la menstruación. Los síntomas pueden desaparecer por cierto tiempo, pero a menudo vuelven.

Cómo tratar de prevenir la cistitis: Free Image Hosting at www.ImageShack.us
1. Tomar líquidos, 8 ó 9 vasos de agua por día
2. Las mujeres que sufren de cistitis frecuentemente, deben tomar liquidos en abundancia antes del acto sexual y orinar al finalizar; esto ayuda a expulsar cualquier bacteria alojada en la uretra.
3. No se siente con un traje de baño mojado por mucho tiempo
4. Las mujeres deben evitar desodorante vaginales, baños de burbujas u otras sustancias irritantes, y si utilizan diafragmas para evitar el embarazo, estos pueden causar irritación y quizás sea recomendable cambiar a otro método anticonceptivo.
5. Después de defecar, las mujeres se deben limpiar de adelante hacia atrás para no contaminar la entrada de la uretra con restos fecales.

Dr. Miguel Osío Sandoval

About these ads