SINCOPE VASO-VAGAL
Se me fueron los tiempos

Hablamos de una pérdida brusca y transitoria de conciencia, con perdida del tono muscular y que dura escasos momentos, seguida de una rápida y completa recuperación, sin necesidad de intervención medica especial. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

La pérdida de conocimiento es secundaria a una interrupción transitoria del flujo sanguíneo cerebral.

La causa más frecuente de síncope o desmayo es la hipotensión repentina provocada por un fallo súbito del control cardiovascular, esto se conoce como síncope vasovagal. Es distinto al síncope producido por hipotensión al ponerse de pie (hipotensión ortostática) que es persistente, como resultado de una incapacidad crónica para activar las vías nerviosas del simpático en una forma apropiada. En los pacientes con síncope vasovagal, la hipotensión es un suceso agudo y autolimitado, causado por una disfunción paroxística de la función refleja. Fuera de los episodios de síncope, estos pacientes tienen una respuesta autonómica cardiovascular normal o incluso incrementada. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

En estos casos se produce un incremento parasimpático (vagal) el cual produce bradicardia y una inhibición simpática que provoca vasodilatación arterial. Tanto la presión arterial como el flujo sanguíneo cerebral caen y se produce la pérdida de conciencia.

Es importante educar a los pacientes acerca de la fisiopatología del síncope vasovagal. Los pacientes que experimentan señales de peligro antes de un episodio, son de bajo riesgo de lesión; sin embargo los pacientes que experimentan sincope de forma muy súbita y sin pródromos previos, o estos son muy breves, deberían de evitar actividades de alto riesgo. En el primer grupo, enseñar a los pacientes que al adoptar una posición de decúbito supino, y /o toser enérgicamente les puede evitar el episodio sincopal.

Dr. Miguel Osío Sandoval