LA AMIGDALITIS, UNA INFECCIÓN DE CUIDADO

Muchas personas no le dan importancia a un dolor de garganta, sin tratar de determinar su causa. Unos recurren a pastillitas mentoladas, calmantes comunes o hacen algún tipo de gárgaras antiinflamatorias. Pero ese dolor de garganta puede ser el primer aviso de una infección amigdalar que puede compilarse con afecciones que pueden poner hasta en peligro su vida. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

La mayoría de las faringitis son de origen viral pero nos vamos a ocupar de las que son de origen bacteriano, causadas comúnmente por el estreptococo Beta-hemolítico del grupo A.

El síndrome clásico de la enfermedad, se caracteriza por un proceso febril, con dolor de garganta, presencia de exudado amigdalar y adenitis y en casos más virulentos con inflamación de los ganglios del cuello. La infección estreptocócica cursa habitualmente con fiebre más elevada, dolor más intenso y mayor exudación y reacción ganglionar regional, que las infecciones por virus.

La faringoamigdalitis estreptocócica puede manifestarse con supuración o nó. Los abscesos periamigdalinos, se presentan con mayor incidencia en pacientes adultos jóvenes, y la adenitis cervical supurada, en casos más avanzados. El estreptococo, es susceptible de afectar también, aunque con menos frecuencia, a otros sectores de las vías aéreas y digestivas superiores, como las infecciones dentarias, otitis o tejido subcutáneo. En los lactantes y los niños pequeños las convulsiones son una complicación temida que se ha de prevenir. La inflamación de las amígdalas puede alcanzar gran tamaño y producir una obstrucción aguda de la vía respiratoria particularmente en niños. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

 Pero quiero informarles de las complicaciones más graves como la fiebre reumática y la glomerulonefritis estreptocócica que son complicaciones muy graves que deben prevenirse en todo proceso de amigdalitis aguda no supurada.
Una complicación posible es la SEPTICEMIA, que es una complicación cuando la bacteria invade otros órganos vía torrente sanguíneo. Puede aparecer en situaciones de inmunodepresión o de enfermedad sistémica grave, como diabetes, hemopatías, neoplasias, etc.

Una complicación menos frecuente es el denominado SÍNDROME DE SHOCK TOXICO ESTREPTOCÓCICO. Está producida por la infección de diferentes subtipos de estreptococos del grupo A. El cuadro se caracteriza por hipotensión que puede provocar shock y afectación multiorgánica renal, coagulopatías, dificultad respiratoria y necrosis de tejidos blandos (piel y músculos) que son las lesiones que suelen llamar más la atención. Es más frecuente en adultos y muy rara en niños. El cuadro está producido por toxinas procedentes de la bacteria.

Fiebre reumática
La fiebre reumática causa daños en otros tejidos del organismo causando hinchazón, pero el mayor peligro de la enfermedad es el daño que puede ocasionar al corazón. Más de la mitad de las veces, la fiebre reumática produce una cicatrización de las válvulas del corazón. Esta cicatrización puede estrechar la válvula y hacer que sea más difícil que ésta se abra adecuadamente o se cierre por completo. Por o que el corazón tiene que esforzarse más por bombear sangre al resto del organismo. Este daño valvular se denomina “cardiopatía (o valvulopatía) reumática” la cual, con el tiempo, puede ocasionar insuficiencia cardíaca congestiva. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Esta patología es el resultado de una infección estreptocócica no tratada.

Los anticuerpos ante la infección, atacan además de la bacteria, los tejidos de las articulaciones o el corazón. Si los anticuerpos atacan el corazón, pueden producir una hinchazón de las válvulas, lo cual puede dar lugar a un proceso de cicatrización de las válvulas. La parte que se abre y cierra en las válvulas se denominan valvas, la cicatrización de las valvas dificulta la apertura o el cierre de la válvula, o ambas cosas.

Antes del uso de los antibióticos (siempre recetados por médicos), la fiebre reumática era la principal causa de enfermedad valvular (insuficiencia o estenosis).
La secuela más temida en la fiebre reumática es la cardiopatía reumática, que puede conducir si no se trata, a la muerte antes de los 40-50 años: La cirugía para valvuloplastia es un procedimiento usado antes de que se produzca afectación del músculo cardiaco.

En el próximo escrito hablaremos de la GLOMÉRULO NEFRITIS.

El mejor tratamiento de la Fiebre Reumática es la prevención primaria, así que una amigdalitis requiere de una consulta médica y no de AUTOMEDICACIÓN.

Dr. Miguel Antonio Osío Sandoval

Anuncios