TANTRA


Comportamiento Sexual Compulsivo

El sexo, o el deseo sexual, al igual que muchas conductas, pueden llegar a ser obsesivo y compulsivo. Las obsesiones y compulsiones sexuales son recurrentes, estresantes e interfieren con el funcionamiento diario del individuo. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Es difícil a aquellos que presentan conducta sexual compulsiva, conseguir la ayuda que necesitan. Para quienes quieren saber más sobre el problema, es útil conocer los tipos de conducta sexual compulsiva (CSC), los diferentes puntos de vista teóricos y los enfoques terapéuticos existentes.

A pesar de que existen muchos tipos éstos pueden clasificarse en dos categorías principales:
• CSC parafílica
• y CSC no parafílica.

CSC PARAFÍLICA

Una Parafilia es una conducta sexual no convencional que es obsesiva y compulsiva. Ella interfiere con las relaciones afectivas y la intimidad. Mientras Money ha definido cerca de 50 parafilias de las cuales las más frecuentes son 8:
• Pedofilia
• Exhibicionismo
• Voyeurismo Free Image Hosting at www.ImageShack.us
• Masoquismo sexual
• Sadismo sexual
• Fetichismo transvestista Image Hosted by ImageShack.us
• Frotismo

 Se definen las parafilias como “fantasías sexuales intensas y recurrentes, urgencia sexual ó conductas que impliquen:

1-Objetos inanimados,
2-la humillación o daño físico a alguno de los miembros de la pareja, o
3-niños u otras personas que sean forzadas.

Esta situación causa trastornos clínicamente significativos en distintas áreas del quehacer cotidiano del individuo”. Algunas conductas, tales como el seudo-masoquismo, no son consideradas parafilias cuando son aceptadas por la pareja y no trastornan su desempeño socio-laboral.

CSC NO PARAFÍLICA

La Conducta Sexual Compulsiva no parafílica involucra comportamientos sexuales convencionales que, llevados a un extremo, producen distréss  e interfieren con el desempeño socio-laboral del individuo.

Los Autores del DSM refieren un ejemplo de distréss en relación a un patrón de promiscuidad en el que los numerosos amantes son vistos como “cosas para ser usadas”.

Otras formas de CSC no parafílica incluyen promiscuidad compulsiva, fijación compulsiva a una pareja, masturbación compulsiva, relaciones amorosas compulsivas, y sexualización compulsiva de una relación.

 SI:

• ¿Usted ó algún conocido suyo piensa que está demasiado
obsesionado por la actividad sexual?
• ¿Se ha visto impulsado a alguna actividad sexual en respuesta a
estrés, ansiedad ó depresión?
• ¿Su conducta sexual le ha provocado problemas

Debe consultar con un sexólogo o terapista sexual.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

EL ANO COMO INSTRUMENTO DE LA SEXUALIDAD INTIMA

Considerado para muchos un acto indebido y por otros de entrega total, el sexo anal sí es posible realizarlo pero con responsabilidad y cuidado. En muchas situaciones se usaba esta práctica para preservar -hipócritamente- la virginidad y evitar embarazos indeseados. Además del Marqués de Sade, muchos autores como Bocaccio, Chaucer, Petronio o Rabelais han descrito este tipo de prácticas en sus inolvidables obras.
Hoy no se acepta el término de antinatural ni el de contra natura para las prácticas con penetración anal (digital o peneana), viéndolas como un juego erótico o variante sexual. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Aproximadamente el 40% de las parejas heterosexuales lo han intentado al menos una vez. El ano, al igual que la vagína, tiene terminaciones nerviosas sensibles. Tanto los hombres como las mujeres heterosexuales, aunque a veces creen que estas inclinaciones indican una tendencia homosexual, a menudo disfrutan con algún tipo de masaje anal.

Algunos hombres y mujeres consideran que la práctica del coito anal es algo aventurero y divertido, mientras que otros lo miran como algo sucio, perverso y doloroso. “El sexo anal debe ser un acto de entrar con amor en una mujer, sentir su intimidad y llegar hasta lo más profundo de su ser, pero siempre con respeto y valor”.

Antes, el sexo anal se llamaba sodomía, palabra que viene de Sodoma, ciudad mítica que, junto a Gomorra, según la Biblia, fue destruida por Jehová, debido a sus desenfrenos sexuales. Este era considerado contra natura, porque la tradición religiosa consideraba normal únicamente solo aquello que tenía fines reproductivos.

Aunque el ano no pertenece al aparato reproductor, Javier Carrera Siachoque señala que el sexo anal es un accesorio de las prácticas sexuales, que si se hace con seguridad y cuidado hay menos riesgos.

La ginecoobstetra Ivonne Díaz Yamal señala que “aunque fisiológicamente el ano no está preparado para el acto, es una zona utilizada para cualquier manipulación sexual. No obstante, se debe practicar con condón, Image Hosted by ImageShack.us porque las bacterias que existen en la materia fecal como los gram negativos y cocos gram negativos, podrían causar infecciones”. Además, porque evita desgarramientos en el pene y propiamente en el ano de la mujer.

Lo primero que se debe hacer antes de practicar el sexo anal es preparar la mente, porque esta práctica sexual, como otras modalidades, requiere de la aceptación mutua. Image Hosted by ImageShack.us
Shot at 2007-06-29
“Cuando se decide erotizar la relación con el sexo anal, la pareja debe entender que esta es una fuente de placer, que no es exclusiva de los homosexuales, y que puede generar nuevas posibilidades gratificantes”, explica el siquiatra sexólogo Gabriel Jaime Montoya.

En principio, la mujer debe llevar el ritmo, porque es ella la que está dilatándose. Free Image Hosting at www.ImageShack.us Además, puede controlar la velocidad. “Entre más se sienta controlando la situación, estará más relajada y a gusto de hacerlo”, asegura Montoya. En el acto, el sexo anal requiere de un entrenamiento progresivo. Una penetración directa sin relajación del esfínter podría resultar traumática.

También se debe tener claro que la estructura anatómica del ano es igual en todas las mujeres, pero unas dilatan más que otras. Por ejemplo, las personas que practican deporte tienen más facilidad de hacerlo y de disfrutar una relación anal, porque, al tener sus músculos más vivos, son más dueñas de controlarlos y, al ser fuertes, después del coito vuelven a su estructura normal. Por el contrario, una persona sedentaria puede facilitar la penetración, pero, después y en muchos casos, causa un poco de incomodidad.

¿PUEDO TENER UN ORGASMO ANAL?
Teniendo sexo anal sí se logra el orgasmo, solo que no es anal. Es del clítoris. Las ondas del vaivén de la penetración llegan al clítoris y producen el orgasmo. De ahí la importancia que se utilice una postura que pueda, en algunos casos, acariciar el clítoris, para que el placer sea mayor.

Es probable que en la primera relación sexual anal no llegue al orgasmo, porque apenas el cuerpo se está acoplando. Debe haber con una excitación previa, prolongada y mantenida”, explica el sexólogo Pol.
“La excitación, unida a la pasión mental, adorna el amor en uno de los encuentros sexuales más íntimos de una pareja: el sexo anal”, puntualiza Carlos Pol.

Recomendaciones: Utilizar un lubricante a base de agua, para no producir fisuras tanto en el pene como en el ano.
Usar siempre el condón, porque el pene difícilmente tolera las infecciones del ano. Antes y después del acto sexual anal, lavarse muy bien el pene, aún más si se va a penetrar por la vagína.
Si la mujer manifiesta dolor es preferible parar, para no generar problemas físicos ni emocionales.
Hable con su pareja acerca del deseo y la intención que se tiene. Intente seducir de frente, sin engaños.
El peor enemigo del sexo es la prisa y en una relación sexual anal, mucho más. El hombre debe actuar con ternura y calma.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros BlogsBlogalaxia”>:
Technorati:

Página Principal

Carta a un ser querido

Querida amiga, cuando hablamos de sexo, amor, y sobre todo sobre del sistema de creencias y de valores, debemos repetir mucho estos temas, por lo que insisto en el autoconocimiento y en la importancia de saber cuales de nuestras “creencias” entran en conflicto con nuestros “valores”, lo que produce todo tipo de alteraciones emocionales que van desde un simple sentimiento de culpa hasta bloqueos afectivos importantísimos. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Amor, sexo y matrimonio son los tres elementos que conjunta o separadamente, muchos individuos y parejas ansían en diversas épocas de sus vidas. Se puede desear a alguien, tocarlo y ser tocado, acariciarse sexual o genitalmente, disfrutar y sentir mero placer corporal. Se quiere ser escuchado, apreciado, respetado, cuidado, amado y amar. Y se puede anhelar compartir las experiencias cotidianas, los sueños, las ambiciones, los ideales, las posesiones, los cuerpos y las mentes, la vida entera con él o ella.

Por otro lado, hay toda clase de relaciones: largas, duraderas o efímeras, superficiales, basadas en la mera atracción física, la dependencia psicológica, en la admiración moral, el provecho económico o material, la fama, el prestigio, los intereses y los gustos comunes, los bienes y los hijos… O simplemente todos estos elementos, las costumbres y las presiones sociales son una barrera para buscar nuevas experiencias, nuevos amores, amantes, u «objetos sexuales».
Muchos sueñan con “tener sexo” puro y llano, satisfacerlo simplemente, sin complicaciones ni compromisos emocionales, otros más con tener algo más elaborado, el sentimiento y el ideal del amor. Y claro muchos de los que se casan además de querer una convivencia bajo contrato o un compromiso hasta de por vida, también anhelan mucho cariño, amor, placer sexual, o todo a la vez. Muchísimos tienen relaciones sexuales gratas o no, muchos más también se casan -o se separan- otros pueden decir que aman y son amados y para algunos, ya no existe el amor. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Así también se puede tener sexo sin amor, amor sin sexo, matrimonio sin sexo o sin amor. Y claro que también al mismo tiempo los tres componentes de la tríada.Algunos más equivocadamente caen enredados en relaciones dañinas y hasta destructivas relaciones pensando haber encontrado «el amor verdadero», o son esclavos de un intenso y mero placer genital pudiendo así llegar en tales condiciones no tan favorables como convivir, casarse y/o tener hijos.

Tal placer, dicho sea de paso, obtenido con la pareja ideal o adecuada y con mutuo amor, es inmensamente más satisfactorio en un sentido integral, esto es, va más allá de lo meramente fisiológico y pasajero, pudiendo traer satisfacción y complementación personal.

Por amor, sexo o matrimonio, muchísimos han entregado no sólo su cuerpo sino también el alma, parte o todo lo que tienen, e incluso se han suicidado (por desengaños o frustraciones), han asesinado (crímenes pasionales por celos, despecho o venganza). Otros más, a cambio de satisfacciones psicológicas (compañía, cariño) o materiales (hogar, dinero), han entregado su cuerpo, sus sentimientos, su sexualidad, toda su existencia o parte de ella, e incluso fingiendo emociones que no tienen.

La sexualidad del ser humano no está determinada instintivamente, como la de cualquier otro animal que si lo está a cierta conducta reproductiva durante algunos momentos específicos del año (períodos de celo). Nuestro accionar en el mundo está muy influenciado por las creencias, por la ideología, sea predominantemente mítico-religiosa, racional-filosófica o sofisticadamente probatorio-científica.. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Han endiosado y rendido culto al sexo como también lo han subestimado, descuidado y hasta atacado. Algo parecido hemos hecho con relación al amor y el matrimonio. Esas creencias así como las simples circunstancias casuales y burdas, pudieron hacernos inventar altos ideales y así buscar amores «trascendentes» superiores a los «bajos», ideales, duraderos o breves, instintivos, basados sólo en el deseo animal (cada quien tiene sus necesidades, cada quien tiene su propia imagen de amar y ser amado).

Los seres humanos, para preservar la unión con su pareja y la descendencia por venir, para mantener la persona o el “objeto” que saciará supuestamente su deseo de satisfacción sexual, psicológica, religiosa y económica creó la institución del matrimonio monogámico vitalicio (que en nuestra civilización sigue el modelo judeo-cristiano). Pero claro es sólo un modelo ideal al que no todos aciertan en seguir.
Al ir tras cualquiera de los elementos de la tríada -sexo, amor o matrimonio- los seres humanos van hacia incierto rumbo, a veces con todas sus energías, mejorando o perjudicando sus actividades.
Como ves ser querido, la cosa no es fácil, hay que reflexionar sobre lo que los sentimientos y el corazón nos dice.

Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

El SEXO NO ES UNA ENERGÍA QUE SE PIERDE, SE TRANSFORMA

Con los años, nuestra SEXUALIDAD SE VA TRANSFORMANDO. Durante la adolescencia se desarrolla la conciencia sexual y la actividad aumenta a partir de los 18 a 20 años. Alrededor de los cuarenta años, las mujeres siguen estando en la cumbre de su potencia sexual, mientras los hombres se transforman en amantes más sensuales. En posteriores etapas, el sexo pierde la importancia que tenía a los 20, pero a medida que pasan los años, el ser humano disfruta del sexo con la misma intensidad aunque en diferente forma. No hay límite para el disfrute sexual, una pareja puede variar su actividad sexual con el paso de los años sin que esto implique desamor.

Adolescencia
Esta es la edad de la experimentación. A muchos adolescentes puede resultarles difícil aprender a asimilar las sensaciones eróticas que se desarrollan durante esta etapa de la vida.
Los adolescentes se vuelven conscientes de su sexualidad con la llegada de la pubertad Free Image Hosting at www.ImageShack.us. Muchos se muestran curiosos con las sensaciones agradables de su cuerpo y experimentan con la masturbación. Los años adolescentes son a su vez un periodo de duda: aparece la inquietud por el tamaño del pene y las mujeres inician su etapa de coquetería femenina, fijándose más en las formas de su cuerpo. Durante esta etapa la mayoría empieza a mostrar interés por el sexo opuesto, y en muchos países se forman parejas sexuales para toda la vida.

Adultos jóvenes
Los jóvenes pueden disfrutar del coito varias veces seguidas. Las jóvenes tardan más en descubrir todo su potencial sexual. Es la etapa de la vida en que el que el deseo y el orgasmo pasa a jugar un papel de primera importancia. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Adultos mayores
Muchas personas continúan sexualmente activas a lo largo de su vida. Uno de los grandes mitos sobre la s personas de la mal llamada tercera edad, es que el sexo debe salir de nuestras vidas. No hay motivo para que no sigan disfrutando del coito. Con la vejez puede resultar más difícil alcanzar el clímax, y a menudo se requiere una estimulación más directa.
Los ejercicios periódicos y una buena alimentación ayudan a tener una sexualidad larga y placentera.
Image Hosted by ImageShack.us
Menopausia y Andropausia
La menopausia marca el comienzo de una nueva etapa en la vida de la mujer. El cambio hormonal de las mujeres entre los 45 y los 55 años de edad puede interrumpir su vida sexual o causar problemas psicológicos en ella. Los síntomas pueden ser: falta de sueño, ansiedad, depresión, sequedad en la vagina, síntomas que pueden contribuir a la pérdida del deseo sexual. Muchas mujeres menopausicas pueden beneficiarse de la terapia hormonal sustitutiva (THS). Free Image Hosting at www.ImageShack.us
En el hombre esta etapa es a más avanzada edad y hoy en día con los medicamentos para la disfunción eréctil existentes en el mercado, no hay excusa para que un hombre sano pueda continuar con su vida sexual.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

CONTROL DEL ORGASMO= MÁXIMO PLACER

Sabemos que la prolongación del orgasmo permite al hombre mantener el acto sexual tanto como lo desee, intensificarlo hasta límites inimaginables para los no conocedores, y llegar así al verdadero orgasmo accediendo a niveles de conciencia superiores. Esta práctica requiere un control absoluto de nuestra mente y de nuestro cuerpo, hay que aprender a mover a nuestro antojo los esfínteres, la respiración y los deseos de eyacular. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Un ejercicio para controlar el esfínter vesicouretral consiste en orinar por etapas – de cinco a diez-, más que en un solo chorro, como todo el mundo. Se suelta un poco de orina durante uno o dos segundos, luego se para, se retiene unos segundos, luego se deja salir otra poca de orina, y así hasta que la vejiga esté vacía. Contrayendo fuerte y simultáneamente los dos esfínteres abal y vesical (mula bandha), así como el músculo elevador del ano (músculo pubeococcígeo). Esta técnica practicada regular y frecuentemente, ayuda mucho en el control de la eyaculación. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Para controlar la eyaculación, hay que pensar en distender el pene y no lo que generalmente se hace, dejar que se acerque al punto límite. Para ejercitarse, preferentemente durante una erección, hay que contraer al máximo estos músculos con un «mula bandha» los más apretado posible (ejercicios Kegel), Free Image Hosting at www.ImageShack.us hasta que eventualmente un temblor recorra la columna vertebral, luego -y aquí está lo esencial del ejercicio- hay que distenderlos: inmediatamente disminuye la tensión en el pene, que se aleja un poco del cuerpo, es decir disminuye un poco su erección. Después hay que volver a contraerlos durante algunos segundos y distenderlos seguidamente, insistiendo sobre todo en la distensión. Acentuando la fase de distensión y prolongándola, la erección se debilita y termina incluso muchas veces por desaparecer. Al principio, este control, que se adquiere fácilmente, se hace permaneciendo inmóvil; luego esta relajación muscular se hará incluso durante los movimientos coitales con tu pareja.

Cuando se acerca la eyaculación, además de la alteración del ritmo y de la amplitud de la respiración, se producirá una fuerte tensión en los músculos de las nalgas, del vientre, de la parte inferior de la espalda y del perineo. Si se deja seguir, como es lo usual, se desencadenará el irreprimible reflejo eyaculatorio, en el que participan todos esos músculos.

Entonces, para retrasar o impedir la eyaculación, hay que controlar cuando se acerca el punto límite, la respiración, como ya se ha indicado, y -sin inmovilizarse necesariamente- hay que pensar en todos esos músculos y relajarlos. Gracias a esa relajación, sus movimientos se vuelven más flexibles, más armoniosos, y su ritmo resulta más agradable. Pero es la relajación de los músculos lo que más ayuda a dominarse: la erección se debilita un poco, y después vencer el deseo de tener el orgasmo, la experiencia puede continuar.

El control de la respiración es importante para obtener el control de la eyaculación. La respiración aumenta al hacerse inminente un orgasmo, así que desacelerar y profundizar conscientemente la respiración puede tener un efecto importante. Cuando el hombre está apretando su músculo pubococcígeo, ambos amantes deben permanecer muy quietos y unirse el uno al otro a través de los corazones y los ojos. La mujer deberá adaptar su respiración a la de su compañero y visualizar con él la corriente de energía que fluye entre los dos.

Otra técnica es aplicar presión al punto que está centrado en el perineo, en la zona que puede denominarse como «los siete centímetros que le faltan al lingam o pene. Normalmente consideramos que el pene se extiende desde la punta hasta el lugar en que se une a los testículos, pero de hecho el “lingam” continúa a través de los testículos, viaja debajo de la piel otro siete centímetros aproximadamente y acaba en el ano. Cuando se hace el amor, estos siete centímetros responden de la misma forma que el resto del órgano masculinoFree Image Hosting at www.ImageShack.us; se llena de sangre y se hace duro y extremadamente sensible a la estimulación. Los occidentales a menudo son inconscientes del placer que se puede generar, con un poco de atención a esta parte del cuerpo. Cualquiera de los dos, deberá utilizar los dedos índice y medio para aplicar una presión suave pero firme. Esta técnica permite recanalizar la energía del hombre sin necesidad de que deje de moverse o se aparte de su amada. A medida que se adquiere habilidad en esto, especialmente cuando la práctica permite que la presión se extienda energéticamente más allá de la superficie de la piel, la cantidad de presión requerida disminuye.
No podemos predecir el tiempo que un hombre puede mantenerse así, llevando la excitación al borde del orgasmo y la eyaculación, pero con la práctica, el tántrico podrá dejar libre curso a la mujer hasta su éxtasis último, evitando acercarse demasiado al punto limite, sobre todo al comienzo. Identificándose con ella, participarás en su goce, y su propia felicidad superará en mucho el breve placer eyaculatorio que tú sentirás.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

LAS SIETE CLAVES DEL SEXO TÁNTRICO

Karen Uribarri Guzmán revela las siete claves que hay que tener en cuenta:

Aprendan a respirar: sin palabras y gritos. Hay que concentrarse en la respiración, ésta es la que lleva el ritmo de la relación sexual. Previo al acto mismo, sentarse frente a frente y comiencen a respirar en forma pausada y sincronizada. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Las caricias son fundamentales: después de la respiración y la meditación, aplicar aceites y masajearse mutuamente por todo el cuerpo, excluyendo los genitales y los pechos. Practicar esto durante quince minutos y luego descansar. Después, acostarse mirándose a los ojos y, sin tocar, besarse manteniendo el ritmo de la respiración. Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Que los besos recorran el cuerpo: mantener el contacto visual, recorrer con besos el cuerpo del otro. Esta vez está permitido todo el cuerpo y debe ser realizado con mucha ternura y suavidad.

Penetración tántrica: luego de haber realizado los pasos anteriores, se da pie a la penetración, la que en el caso del tantrismo es estática.

Lo último, el orgasmo: la clave es posponer este momento lo máximo posible, acudiendo a los ejercicios de respiración y a las caricias sutiles. Luego de dos o tres horas de amor tántrico, sus cuerpos serán uno solo y habrán llegado al punto más alto de excitación.

El sexo se practica en el lugar adecuado: es necesario convertir el dormitorio en un templo para el amor. Es decir, iluminar con velas blancas, flores frescas y tener a mano aceites y cremas ideales para los masajes. Ambientar también con música especial y preparar frutas y jugos refrescantes para los “intermedios”. Además, desconéctense del mundo y no permitan que nada los moleste. Por ejemplo aquellos adictos al celular. Image Hosted by ImageShack.us

Lo menos de sexo posible: éste es un principio básico del tantrismo puro. Para ellos lo mejor es practicar sexo una vez al mes, para así acumular mucha energía sexual.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

TIPS DE MEDICINA HOLÍSTICA

QUIEN RESPIRA A MEDIAS, VIVE A MEDIAS

La importancia de la respiración es tan obvia que nadie se acuerda que “respiramos… y por eso vivimos”. Muy pocas veces al día se nos hace consciente nuestra respiración, pero de hoy en adelante practiquen cada vez que puedan, ejercicios respiratorios sencillos que les producirán un mayor nivel de oxigenación en todo su cuerpo, especialmente en cerebro y músculos. Free Image Hosting at www.ImageShack.us
El grado de oxigenación tiene mucho que ver con nuestra capacidad de entender, pensar, reaccionar, y sobre todo, con el manejo de nuestros pensamientos y de las situaciones emocionales.

La mayoría de las personas solo respiran a medias, usan solo la parte alta de su tórax e inclusive cuando se les ordena respirar profundo, se limitan a subir los hombros desperdiciando así gran parte de su capacidad pulmonar al nos distender el abdomen, por esto es que cuando no respiramos adecuadamente por un tiempo más o menos largo, “suspiramos” para así compensar la deficiencia de oxigeno.

Los Hindúes han encontrado una relación entre la forma y frecuencia de respirar y la duración de la vida, el perro respira aproximadamente 40 veces por minuto y vive entre doce y quince años; el hombre respira 18 veces por minuto aproximadamente y tiene una vida promedio de 70 años; la tortuga y el elefante respiran una vez cada 3 o 4 minutos y viven doscientos o trescientos años.

Dr. Miguel Osío Sandoval

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal

Página siguiente »

  • Blog Stats

    • 5,916,036 hits
  • Posts Más Vistos

  • ESTADÌSTICAS

  • ACTUALIDAD ANATOMÍA BIENESTAR CANCER CARDIOLOGÍA COITO Creencias EMOCIONES ENFERMEDADES EROTISMO ESPIRITUALIDAD FILOSOFÍA GINECOLOGÍA HOLISMO MEDICINA MEDICINA HOLISTICA Miedos NICOTINA Y DROGAS NIÑOS NUTRICIÓN PRECAUCIONES Y RECOMENDACIONES PSICOLOGÍA RECOMENDACIONES SALUD SEXO SEXUALIDAD SINTOMAS TANTRA Trastornos Uncategorized
  • Categorías

  • Flickr Photos